Consejos y avisos

21/10/20

Estudio Gil y Pacheco


   La fotografía de hoy me la presta Ana Malingre y supongo que sera una de las joyas de su álbum familiar. 

    Al margen del interés que pueda tener el personaje, que lo dejo en manos de Ana, creo que a quienes disfrutan viendo estas viejas imágenes les interesara saber que esta es una escasa CDV, (carte de visite) con el membrete de Gil y Pacheco. Alba 18 Orense. 

  José Gil no necesita presentación para los aficionados, natural de Pontevedra sus primeros años de profesión los paso en nuestra ciudad para después desplazarse a Vigo. Es el realizador, productor y director de la primera película rodada en Galicia Miss Ledya (1916). y uno de los principales artistas del arte fotográfico en Galicia aquellos primeros años.  

    Su socio ya puede dar lugar a equívocos, ya que no era José Pacheco, si no su hermano Jaime el que después alcanzo fama y prestigio en su estudio de Vigo.   

   La originalidad de la foto es precisamente que son  muy pocas las unidades que yo conozco en la que aparece Gil y Pacheco como empresa, lo habitual era que sus CDV  solamente pusieran "Fotografía Artística", quizás por la denuncia que José hizo (al menos en prensa de la epoca), porque al utilizar el apellido Pacheco la clientela se podía ver inducida a error, Pacheco en Ourense por méritos propios era José. 


Otra fotografía de mi archivo digital en la que se ve el membrete usado por Gil y Pacheco, como veis la dirección lo confirma.

20/10/20

El archivo Loty en Galiciana

  Ya he tenido la oportunidad de mostraros imágenes de este archivo en otras ocasiones, y os he explicado parte de su historia, Haz clic aquí , hoy me limitare a daros una muy buena noticia.

  "El archivo Loty se puede consultar públicamente"  clic

     La manera de acceder para quienes no estáis acostumbrados a este archivo es:
En la casilla búsqueda general escribir "Loty". y clic en buscar. 
Accederemos a la colección de imágenes de Loty, en Galicia. Las de Ourense están en la pagina 18 y la primera es la numero 354 la ultima en la pagina 21 y es la numero 412,  en total 58 imágenes, aunque realmente muchas son copias o distintas tomas del mismo lugar, aun así, ¡excelente!. 

   También podéis consultar la serie de Ribadavia  pagina 27 numero 527 hasta pagina 28 numero 544.

A los aficionados a estos recuerdos les va a encantar. La fotografía de hoy es una de las para mi mas interesantes del archivo, muestra la capilla de San Lázaro en su ubicación real, en el parque y no me negareis que sino nos lo dicen no seria fácil situarnos, incluso la fuente a pesar de ser  la misma, tiene otro aspecto.  Para los despistados la capilla estaba próxima a la esquina Xocas con Curros Enriquez.

19/10/20

Otras maneras de comprar

Interior de Almacenes Feijoo circa  1964??

  Ahora vamos camino de la extinción del comercio tradicional, en favor de la compra vía Internet, no creo que sea buena opción, pero es la dirección que llevamos y quien tiene el dinero y poder es lo que quieren, así que....

   Cambios en el sistema siempre ha habido, uno de los mas revolucionarios, fue el que supuso el Pret a porter; a los mas joven es os sonara raro (iba a decir "a chino" que era como nos referíamos antes a algo desconocido, pero ahora a perdido mucho de sus significado, no?).  A finales del XIX la ropa se compraba en almacenes de pañería, y después, modistas, sastres, o madres y abuelas en muchos casos, confeccionaban con mayor o menor acierto las prendas. 
  Al no ser necesario probar las prendas, el comerciante buscando la comodidad de sus clientes, les facilitaba sillas e incluso sillones para que su espera durante la elección fuera lo mas cómoda posible, en tiendas de "copete", te, café, pastas y hasta champan se ofrecía.. Pues, esa costumbre se mantuvo  aunque fue limitándose y a día de hoy en los talleres de alta costura y algunos comercios aun existe. 
  La fotografía forma parte del archivo del amigo José Antonio Feijoo y en ella podéis ver como en su comercio, (en la etapa de Concordia), aun se ofrecía asiento a los clientes, y si os fijáis, en aquellos años 60 a lo que corresponde la imagen, los cortes de tela aun formaban parte importante de los comercios del textil.

17/10/20

Templos del buen comer

 

  Con estos temas del Covid, nadie se libra de tener algún tipo de problemas; cierto que los de salud son los principales y los que tienen que prevalecer sobre todos los demás, pero no debemos olvidar que para tener salud también Tenemos que comer.... 

    Ya, ya se que no es imprescindible comer de restaurante, ni tomar un café a diario, y mucho menos tomarse una copa el sábado noche, pero incluso eso  depende del punto de vista.
  Ourense ya sabemos que tiene muy pocas salidas laborales, escasa industria, construcción en mínimos, cada vez más degradada agricultura, y el sector servicios defendiéndose como puede.  Hoy en día el funcionariado es nuestro principal sustento y con eso el futuro ...... 
 
  Es el del turismo restauración y hostelería el sector que nos ha ido permitiendo subsistir, o al menos el que a dado un respiro laboral a nuestros jóvenes.   ¡Pues bien!, hoy en día es el que más presión está padeciendo, límites horarios y de aforo,  que en muchos casos hacen insostenible la apertura, se suman a que el consumidor con buen criterio y haciendo caso de los consejos de los expertos, procura limitar al máximo sus salidas de ocio.
 ¿La solución?, ojala la supiera, pero sin duda habrá que ver la manera de ayudar a todos estos sectores económicos que no son números, son personas,con familias y necesidades. 
   Bueno perdón por el sermón, pero es que tengo muchos amigos en el sector y veo que cada día el problema se agrava y en muchos casos ya no existe caja de socorro....

    Fue al ver estas imágenes de un conocido restaurante de la ciudad cuando se me vino a la cabeza esta reflexión. Siendo niño y joven estuve en varias ocasiones en este local y jamas lo puede ver como aparece en las fotos, Sin clientes.   No os voy a decir de qué local se trata, para que seáis vosotros quienes lo descubráis, sólo tres datos: 1º hoy se mantiene la existencia de dos plantas de comedor. 2ª Tuvo en tiempos un asador típico castellano en el salón, donde el amigo Manolo Outeiriño hacia maravillas. y 3º está ubicado en una calle que servía de límite a la ciudad y de hecho alguno de sus locales se utilizaba para la entrada de mercancías de extranjis.   

16/10/20

Relojeros y otros inmigrantes en Auria

 

Avda. de Pontevedra 2, Otto Bodmer (Pereira 2, dirección original)

(fotografía publicitaria autoría de Pedro Ferrer, A Coruña)

Relojeros de Auria y otros inmigrados

Hoy nadie se extraña por encontrarse en Ourense con ciudadanos de otros países, colores, razas o religiones, pero  no hace mucho tiempo era fácil identificarlos, dado que su número era muy escaso; probablemente hayan sido muchos más sobre todos los ciudadanos de la vecina Portugal, pero aunque  hoy me voy a centrar en los que ejercieron la profesión de Relojeros, voy a recordaros a otros personajes que proporcionaron a nuestra Auria un cierto aire internacional: 

   Los habituales del blog por su profesión de fotógrafos, Patricio y Aquillis Bocconi (Italia), los Pacheco (Portugal), y Schreck (Alemania), compartían "exotismo" con el industrial Malingre Parmentier (Bélgica) el ingeniero Hentschell (Alemania), el matrimonio Dainow, (dentistas, como dato curioso, la que tenía el titulo era Marie, siendo Volodia su ayudante, pocas mujeres Ourensanas tenían titulación en aquellos tiempos)  Marie Dicker y su esposo Volodia Dainow (Rusia), el llamativo (por la rareza del nombre) y también dentista?, Arménak, (aparece habitualmente como Armagnac) Cheriguian (Turco de Constantinopla), y para terminar la lista de dentistas, citar al Dr. Auboin (Francia). De estos doctores podéis ampliar datos en el blog de David Simón, Diario de un médico de Guardia.

   Sin olvidar a los Barbagelatta padre e hijo, dedicados a la exhibición cinematográfica y otras actividades relacionadas con el espectáculo. Otro día les tocara a estos personajes y alguno más que queda en el tintero, pero hoy como os decía vamos a conocer a los relojeros de Auria.

   Hasta su fallecimiento en 1909 el relojero de la ciudad era Alfredo Delage, (su apellido no me suena a muy Ourensano y los entendidos en autos sabrán que coincide con una afamada marca de vehículos franceses (1905)), consta su trabajo desde mediados del siglo XIX (Aprox. 1860), en un local que tiene mucha historia, ya que tengo constancia de que alojó además de la Relojería de Delage, a la farmacia de don Pedro Sánchez Toca (en su ultima etapa), una tienda de muñecas de la que no recuerdo el nombre “...... Azul”, y en los últimos tiempos comercios de moda KND, etc., por si aun no lo ubicáis, es la esquina de la calle de la Paz con la plaza del Hierro. La viuda se traslado a la Plaza Mayor y allí continúo durante muchos años.  

Sin embargo, por mis datos podría parecer que este “arte” estuvo reservado a extranjeros, al igual que otras profesiones como la de fotógrafo y dentista. 

    Cinco son los que tengo identificados, cuatro en la ciudad y uno en la villa de Maceda; este último es Oscar Wiget (Suizo), quien coincidió en el tiempo (desde finales del siglo XIX) con su compatriota Otto Bodmer, y que parece ser también coincidieron en el recuerdo a su tierra para denominar su negocio, Relojería Suiza, la de Bodmer en la concurrida calle Pereira (hoy avda. de Pontevedra), y la de Wiget como ya dije, en Maceda. Los otros tres relojeros, serian los portugueses, Barbosa, Relojería Portuguesa en la calle del Instituto (Lamas Carvajal), Narciso Da-Cunha, quien compartía bajo con don José Pacheco en la de aquellas Calle del Alba 9, (hoy Alejandro Outeiriño). Da-Cunha dio un giro a la empresa, y cambio relojes por bicicletas; ¿trabajando este otro artículo, seguro que lo conocemos, no?.

  A ellos tenemos que añadir al también portugués, Antonio Florentino encargado del taller en la Casa de los Lentes (entre 1922 y 1927 hasta que se instaló por su cuenta).  

Lo habitual en aquellos años era que los relojeros fueran realmente montadores, que recibían las maquinarias y cajas de fabricantes en muchos casos Suizos y ellos terminaran el trabajo con esferas personalizadas, agujas y en el caso de los de pared con cajas en ocasiones de bellísima factura y complejidad. Lo más frecuente y de los que más se conservan, eran aquellos “terroríficos” despertadores de campana (lo del terror, es por el ruido con el que te sacaban de tu placentero sueño....), los de M. Barbosa estaban casi en cada casa; los de bolsillo y muñeca eran quizás los más escasos, pero aun así conozco alguno con la esfera de casa de los lentes, y esta registrado que Bodmer patento un modelo que fabricaba con dos monedas de 5 francos Suizos en los que previa perforación de las monedas, incrustaba la maquinaria.  Aunque para mí los más bellos y por fortuna aun conozco unos cuantos, son los de pared; que la maquinaria era de altísima calidad lo prueban los más de 100 años que llevan funcionando sin parar, (yo tengo uno de Don Odilo..), las cajas cierto es que en ocasiones son sencillas, pero también nos encontramos con algún trabajo extraordinario de marquetería.


Relojería M. Barbosa,  Lamas Carvajal (Al lado de la Viuda)

 Hoy tenemos la fortuna de que sigue activa una de estas históricas relojerías, (hoy también joyería), El Cronometro, donde aun se pueden encontrar relojes con el sello Ourense, todo un lujo..

15/10/20

Al amigo

 

Foto propiedad de la familia de Marcial Feijoo.

Esta fue la primera vez que hable del Marcial Feijoo en www.Ourensenotempo.com 


Un nuevo amigo, y la historia local

    Cuando hablas de la historia de Vespa en Ourense, a todos los aficionados,  se nos viene a la cabeza la historia que culmino con la fotografía que podemos ver aquí.

   En los años cincuenta, el futbol causaba furor en la ciudad, no es que consiguiéramos nada a nivel nacional, pero los triunfos aunque fueran en segunda o tercera, se vivían con gran intensidad.
    De aquellas,  el estadio del Couto, se llenaba a reventar todos los domingos; uno de los ídolos locales, era el amigo Marcial Feijoo, deportista polifacético y con una gran presencia en la vida social de la ciudad, rara era la fiesta en la que el con gracia e imaginación no participaba, daba igual que fuera una fiesta de disfraces, como la batalla de flores allí estaba siempre Marcial, para divertirse y divertir.
   El otro personaje, era uno de los que yo llamo entrañables, se trataba de Toniño, un hombre con el que la naturaleza había sido injusta, pero él con su alegría y desparpajo sabia como sobrevivir en nuestra dura sociedad.
    Durante aquel año, que unos sitúan en el 51, y otros en el 49, qué mas dará; era habitual escuchar en el estadio el grito de ánimo de Toniño para su ídolo, “Halaaaa, chuta Marcial, chulo, valiente…..”. Marcial en agradecimiento a su admirador, le prometió que si ganaban la liga, le daría un paseo triunfal por el estadio en su Vespa; y ese es el momento que recoge la instantánea.

¡Halaaaa chuta Marcial!