Consejos y avisos

18/1/19

Colaboraciones Pablo G. Prieto, "O Concello"

O Concello. ¡La culpa fue del reloj!!!
El viejo salón de plenos del Concello. Presidido por el retrato del Rey Alfonso XIII. Ac
Fotografía del estudio Schreck circa 1930. Cedida por Pablo G. Prieto

      Acostumbrados a celebrar las campanadas de fin de año con la vista puesta en el madrileño reloj de la puerta del sol, con frecuencia olvidamos que la inmensa mayoría de los pueblos y ciudades del país, también tienen el suyo.  En el caso del que fue primero en enseñorearse de la fachada del edificio Concejil Ourensano, las circunstancias le llevaron a ser la causa última de la construcción de nuestro actual Ayuntamiento.
      Os lo explico: Durante muchos años los ediles y alcaldes (además de no cobrar), no tenían siquiera un  lugar propio donde reunirse, El patín de la Catedral, a Horta do Concello (hoy jardines de Bispo Cesáreo), o la entrada de Santa María Madre eran algunos de los lugares donde se reunían a decidir los asuntos de la ciudad. Pero vamos al asunto, que ya os advierto que entre los cambios de denominación de calles y las complejas referencias que se encuentran en los documentos, yo al menos no me atrevo a dar el tema por zanjado.
 Después de un paso intermedio por el cual las casas de los ediles o regidores servían de asilo a los plenos, por fin, se conoce la propiedad de varias casas consistoriales: la primera se puede considerar una de estas casas de ediles en concreto la de Loys Gonçalves por ser conocido que se le había confiado la custodia de “A Arca do Concello”; le sigue la que probablemente sea la primera de las situadas en la Plaza Mayor, otra que se conoció en la calle San Miguel, y en su pared estaba A Fonte do Rei, (os suena… en el edificio actual está “La Coruñesa”), otra  que el Concello había adquirido o alquilado en la Rúa Nova (Lamas Carvajal) sin olvidar el paso provisional por el viejo Hospital de San Roque en la Alameda (ese edificio, los que seguís mis notas, sabéis que fue uno de los comodines de la administración local, cuando no había donde meter “algo” se le hacía allí un hueco).
Dibujo de Ático Noguerol custodiado en el AHPOu, muestra la casa que ocupo el consistorio en la calle de San Miguel, supuestamente solo fue utilizada como almacén y alojó alguna dependencia administrativa

     Dejémonos de pasear; la casa del concello en la plaza Mayor, nació contra vientos y mareas, realmente no existía un solar apropiado para edificarlo, pero la problemática existente entre el poder civil y el eclesiástico, tuvieron la culpa de que se quisiera levantar justo enfrente del palacio episcopal, (aunque muchos no lo recuerdan, es el edificio del Museo Arqueológico cerrado desde hace…. Al pie de las escalinatas de Santa María Madre), extraña decisión dada la diferencia de tamaño y estética de uno y otro, pero el solo hecho de que se levantara el edificio ya era una victoria ante el clero.
    El pequeño tamaño, justificó varias ampliaciones en el tiempo, pero también fue culpable de un escaso interés por el mantenimiento de estructuras; desde el lejano año de 1515 en que se conoce dieron comienzo las obras, hasta el año de 1873 (24 de octubre) en que este ya no pudo más y acabo cayendo el “solo” fueron más de 350 años en los que se conocen varios intentos de reparación, entre 1697 y 98 se hace el más serio, que incluso supuso una pequeña ampliación pero no consta que además de este a todo punto insuficiente, ninguno llegase mas allá de poner un poco de masa en alguna grieta.
      No se conoce la fecha exacta, pero hacia 1866 se cumplió uno de los deseos de los ourensanos, tener un segundo* reloj….  En el tejado del endeble edificio se monto una estructura que soportara la maquinaria del artefacto, pero el peso no era admisible. Durante un tiempo fueron dos los relojes que marcaban las horas de la vieja Auria; aunque ese “lujo” tuvo como coste la caída y muerte del antiguo edificio municipal. El estado del techo y el peso del reloj hicieron que gran parte del edificio se viniera abajo la madrugada del 24 de Octubre de 1873.  La única solución posible fue la construcción de un nuevo edificio que es el que hoy conocemos. En él se construyó el hermoso salón de plenos que os muestro en la fotografía, diseñado por José Soler Onrubia y los muebles originales obra de Antonio Rodríguez (nov. 1893)…               
 *El único que existía era el situado en la torre  de la catedral y su estado no era el mejor precisamente, el ayuntamiento que según parece tenia la “custodia” ya en 1840  había decidido cubrirlo con un gabán, ¡perdón!!, un guarda polvo, según contaba el gran Adrio Menéndez, pero no era suficiente para su cuidado y de hecho hacia 1865 tuvo que acometer una costosa reparación.. 


Para saber más:
Del Orense Antiguo por José Adrio Menéndez, 1935
Las Casas Consistoriales de la ciudad de Ourense por Olga Gallego Domínguez, 1980
A casa de Concello de Ourense por Avelino Rodríguez González, 2015

17/1/19

Colaboración de Xosé Ricardo Rodriguez Pérez, "De Maside"



  Hace tiempo que vengo dándole vueltas al asunto y creo que a no tardar, tendré que tomar una decisión; como siempre cometo el error de escribir "pensando en alto". 
Me explico: los aficionados a esto de la historia y las viejas fotografías, seguramente conocéis blogs sobre el tema con bastante más calidad que el mío, (algunos son de auténticos profesionales),  a lo mejor sin tantas imágenes, o quizás más limitadas en cuanto a los territorios que abarcan, pero de cualquier manera trabajos excepcionales. El caso es que me gustaría que todos los conocierais, (seguramente yo mismo desconozco muchos de ellos);en estos casos el principal escollo suele ser el de los derechos y el reconocimiento; pero creo que se pueden solucionar. Hoy gracias a la amabilidad de un admirado profesional hago una prueba de lo que podría ser…. Veré de convencer al Profesor Sierra, al amigo Miro Cerredelo, al doctor David Simón y a unos cuantos mas, por si quieren dignificar este mi blog.......

       Hace prácticamente 10 años que Xosé Ricardo Rodríguez Pérez gestiona el blog
       https:// estudiosgenealogicos.wordpress.com. Blog de Maside 

Quiero pensar que lo escribe como un blog de notas, aunque para muchos de sus lectores entre los que me encuentro, sean auténticos tratados de historia. La temática predominante es Maside y sus gentes; quizás  algún “extranjero “ se haya  colado, pero Maside es su reino. Aquí tenéis un enlace a su web, Blog de Maside  pero no descarto que me permita hacerme eco de sus trabajos …..                  Este de hoy es uno de ellos, se que os gustara. 

NATURALES DE MASIDE I
                                                      Don Valentín Portabales Blanco, director del Instituto Técnico de Lugo, casado con Cándida Fdz. Fdz., hija de Don Juan Bernardo, Empresario de las fábricas de papel de Bouteiro y Longoseiros. Alcalde de Maside en varios mandatos, impulsor y finalizador de las obras de construcción del Consistorio y su Torre, amén de haber adquirido para Maside el reloj que fuera del Monasterio de Oseira. El coste de las obras ascendió a 89.154 reales. Sobresale la Torre de planta cuadrada con el reloj de Osera que se tiene –y certificado está- como el más antiguo de Galicia y de los que se conservan fabricados en ella, fechado en 1732 tal como reza la inscripción en la platina superior de la maquinaria, construido por Baltasar Barreiro de Andrade siendo abad de Oseira Fray Esteban de Balmaseda.

LAPIDA SOBRE LA SEPULTURA DE DON TOMÁS PORTABALES BLANCO SITA EN LA CAPILLA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN EN EL DEAMBULATORIO DE LA SANTA IGLESIA CATEDRAL DE OURENSE
                                                        D. Tomás Portabales Blanco Magistral Chantre de esta Iglesia Catedral, natural de Maside, fallecido, confirmado con los SSTTS Sacramentos y la Bendición Apostólica de Su Santidad, el 15-12-1904 a los 79 años. Es tío de don Inocencio Portabales Nogueira.

                                                    Don Inocencio Portabales Nogueira nació en la villa de Maside el 16-9-1858, fallecido en Lugo el 4-7-1923. Sus restos mortales descansan en el cementerio capitular de Lugo, en el claustro de la SIC Basílica de Lugo.

         Don Inocencio acompañó al ourensano obispo el Ilmo. Doctor Don Pedro Casas y Souto hasta el fallecimiento de este el 25-7-1906. Este obispo amigo y compañero del tío de Don Inocencio, Don Valentín Portabales Blanco, propició su nombramiento como arcipreste de la catedral de Plasencia, concretamente el 29 de Abril de 1907. El mentado Monseñor Casas y Souto era natural de la localidad de Sobrado del Obispo.
     A la muerte de este Don Inocencio tras la concesión del Rey Alfonso XIII por Real Cédula la permuta, intercambia con el también arcipreste de Lugo Don Manuel Prieto Martín. Mediante un poder otorgado ante el notario de Plasencia Don Pío Torres Fernández el 17-2-1907, autorizando a su tío Don Valentín, director del Instituto General y Técnico de Lugo, para que tomara posesión del nuevo cargo que sería efectivo el 29 de Abril del citado año 1907.

     Monseñor Plácido Rey Lemos, Obispo de Lugo, confió plenamente en el ilustre masidao nombrándole Gobernador Eclesiástico el 11 de Junio de 1920, y Vicario General el 21 de los citados mes y año, cargos que ejerció hasta el 22 de Septiembre de 1922, fecha en la que por enfermedad tuvo que cesar. Diez meses después fallecería.

     La labor de Don Inocencio Portabales fue relevante y reconocida. Durante los dieciséis años de estancia en Lugo como Arcipreste de la SIC Basílica de Lugo, como Archivero Diocesano, Gobernador Eclesiástico y Vicario General, tomó a su cargo la responsabilidad entre otras de recopilar noticias, temas y asuntos sobre la SIC, y así en 2.510 cuartillas manuscritas englobó un trabajo que el mismo titularía ‘El abecedario de la Catedral de Lugo’, 496 temas o datos de interés relativos a: campanas, canónigos, dignidades, mayordomos, rentas, desamortizaciones, visitadores, etc.; y que el archivero catedralicio y secretario del Obispo de Lugo Fray José Gómez González, el Rvdo. Don Amador López Valcárcel (+), recogió y encuadernó en siete volúmenes, y en otro aparte de 100 páginas titulado ‘Colección Diplomática’, recogió copia de documentación de mucho interés.
Don Inocencio Portabales Doctor en Teología, fue profesor del seminario de Ourense. Ya en Lugo llegó a publicar varia obras en los talleres de ‘La voz de la verdad’:   Historia Eclesiástica en 1894, Manuel de Gobierno de las monjas y religiosas de España en 1907, ‘Misal incunable de la Catedral de Lugo’, en 1897, ‘Vida y pontificado del Ilustrísimo señor Doctor Don Pedro Casas y Souto’, editado en 1911, y en 1915 ‘El coro de la Catedral de Lugo’. Y por último en 10 de Abril de 1915 publicó ‘La 8ª peregrinación española a Tierra Santa’, obra dedicada a su tío Don Valentín, que le acompañó en ese viaje, tanto a Tierra Santa como a Egipto, que describe con mucho detalle. Pasaba las vacaciones en el Maside natal, en una casa ubicada frente a la Casa Consistorial, -en el herraje del balcón aún puede verse la inscripción: ‘EP 1889‘: Eduardo Portabales, su padre.

      En los veranos motivado por su sensibilidad hacia Maside y su historia, confeccionó trabajos, cuyos manuscritos se conservaron en su casa -copia en nuestro poder-, sobre los templos románicos de Santo Tomé de Maside, Santa Comba do Treboedo y sobre los restos del desaparecido de Santa María de Amarante, como también lo hizo sobre la iglesia y monasterio de San Pedro de Rocas (Esgos-Ourense).

Desde hoy cuando Xosé Ricardo quiera aparecerán aquí las entradas de su blog a modo de colaboración.

16/1/19

Colaboración Manuel Alonso "Alumnos de Maristas"

Orla de 4º de Bachillerato

    Un nuevo amigo: Manuel Alonso me hace llegar estos recuerdos de su etapa de interno en el colegio Maristas; por las fechas fue uno de los que estrenaron el colegio de Bedoya y viendo las fotografías se confirma; la del equipo de fútbol se ve perfectamente que estaba el campo de tierra que muchos disfrutamos aun no siendo alumnos del centro; (alguna rodilla también quedó marcada para siempre, por la dureza del terreno…), 

pero la del equipo de baloncesto es la prueba evidente de la antigüedad de las imágenes, en ella vemos como estaba en obras la mitad del colegio.

De regalo os muestro una de las orlas que tanto gustaban al hermano Nicolás encargado de los internos en aquellos tiempos; como me recuerda el propio Manuel Alonso….

 //O irmán Nicolás, que era o encargado dos internos maiores, tíña dúas teimas: o libro de historia, que o sabía de memoria, e as orlas dos internos que remataban a reválida de 4º de 6º//.

Intentare que otro día el amigo Manuel colabore conmigo en una entrada del blog hablando de su tío, propietario de una de las mejores tiendas de ultramarinos de la ciudad, recordáis a Benito Alonso Santorum????. Progreso 79....