Consejos y avisos

18/2/20

La nieve y El Panchito

Fotógrafo Desconocido, 
Circa 1968
EADE1968000505
O Couto nevado
Papel fotográfico,  Archivo Ester Alvarado

Detalles: Son muy escasas las ocasiones en que la ciudad se vio cubierta de nieve, quizás por eso sea relativamente fácil encontrar fotos de ella, cuando ocurría toda la ciudad salia para hacerse fotos. 
    Hoy aunque tengais que fijaros bien, os muestro la del 68 en los alrededores del estadio del Couto, y para que podáis situaros el fotógrafo estaba a la puerta del Bar Panchito. ¿no veis al fondo la cubierta de la grada de tribuna?
    Si me lo permitís, al igual que otras tantas veces la fotografía me vale de excusa para pedir vuestra colaboración, en este caso más concretamente la de las buenas gentes del Couto. Ando estos días a vueltas con unas fotos y datos que la amiga Ester Alvarado me facilita del Panchito, uno de los míticos locales del barrio, y me gustaría complementarlo con anécdotas que a buen seguro me podreis aportar. 
    Eduardo y Concha fueron desde el año 66 actores principales de la vida del barrio, pero lo que llama la atención sobre manera, es la conexión que desde siempre tuvieron con la juventud del barrio, quizás se juntaran factores como el gusto por el deporte, la cercanía del estadio, etc. El caso es que El Panchito siempre fue uno de los polos de atracción del barrio. 
 cualquier recuerdo que queráis compartir teneis mi mail a vuestra disposición; con ellos y los que tengo de la familia mi intención es conformar un articulo para la memoria.
Ourensenotempo@hotmail.com

17/2/20

El palacete del Paseo


   No es que "no" me cueste dar las gracias, sino que me encanta tener motivos para ello.  Digo esto, porque cada vez es más frecuente recibir vuestra ayuda, tanto en forma de wassapp con fotos, cómo mail repletos de datos, además de los cada vez más interesantes comentarios al grupo de Facebook "Amigos de ourensenotempo".
  Por este medio: el grupo de facebook,  me envío la amiga Maria Isabel Quintas Campos, unos datos de vieja prensa que yo aún no había localizado. "magníficos".


  El periódico madrileño La Acción; en noviembre del 22 dedicó un amplio reportaje a nuestra ciudad, dentro de su sección "Ciudades Españolas", fotos y textos son de gran interés, para conocer primordialmente el devenir de negocios y empresas que en aquellos tiempos, marcaban el ritmo de la economía local. 
Hoy os muestro la foto y texto que dedicaron al colegio de los Santos Ángeles. los lectores habituales no necesitaran más explicaciones, pero "los no iniciados" deben saber que hoy el colegio es de los Hermanos Maristas, y que su ubicación ha cambiado, desde el 1908 y hasta el 32 (con una pequeña pausa durante el episodio de la gripe del 18), el colegio estuvo en lo que hoy es Subdelegación de Defensa en la calle del Paseo; en el articulo como veis la calle se llamaba Vicente Pérez.

    Fijaros bien en la foto. Tenéis una similar en el blog, pero esta tiene  la característica de que se ve perfectamente que en aquellos momentos el entorno de este bello edificio estaba prácticamente vacío, unos árboles adornaban el paseo, y a nada que lo penseis, la acera de enfrente al edificio estaba también libre de edificios, ya os confirmo yo que eran todo viñas. ¡Que diferencia!.
Hermano Leopoldo Chas
  En el articulo de La Acción citan al que de aquellas ejercía de director, el hermano Leopoldo, y a modo de reconocimiento os muestro una imagen de él a poco de su llegada en aquel lejano 1908. Otro detalle que muchos desconoceréis, es que como en otras muchas órdenes los hermanos adoptaban otro nombre en la orden, en este caso era el Hermano Marie Cintius

Gracias a Maria Isabel Quintas Campos por su colaboración. De estos artículos del diario La Acción, saldrán varias entradas. 

14/2/20

Por Amor....

A riesgo de equivocarme, creo que este es uno de los lugares de la ciudad que más enamoramientos ha vivido. Nuestro Liceo
Por Amor

De sobra sabéis que no soy amigo de los días de.... pero en mis lecturas de viejos papeles encuentro con frecuencia datos que no sé en qué momento os puede interesar conocer, y quizás sea esta una excusa para hacerlo.

    Hoy 14 de febrero dicen que es el día de los enamorados y de ese tema hay muchas y variadas noticias, aunque me llama la atención que la gran mayoría hablan más de muerte que de amor. Me gustaría  hablar de noticias que resaltaran la galantería y buen gusto que frecuentemente “gastaban” nuestros mayores; del estilo de este comentario que sitúan en el patio de nuestro Liceo: Una señora encantadora pero de avanzada edad tenia enamorado a un caballero, un amigo queriendo importunar, en una ocasión le pregunto ¿confiese usted que fulanita tiene ya arrugas en la cara?, la respuesta fue concisa: No lo crea usted. A lo sumo será una sonrisa que se le habrá quedado en el cutis. O aquella otra (dudo si es divertida o cruel) que nos habla de un sastre de la ciudad metido siempre en todos los saraos, al que sus amigos le devolvían bromas pesadas con pesadillas en forma de broma. Un día después de una noche épica, en la que el protagonista llego a perder el sentido por el abuso de “libaciones”, sus “amigos” lo depositaron en su dormitorio de soltero en compañía de una bella meretriz, dándole a esta instrucciones de hacerse pasar por su esposa recién casada. Cuentan que no se sabe si la broma coló, pero al buen sastre no se le vio en una buena temporada, y aun hay quien se pregunta quien pago la factura a la señorita, al tiempo que otros indagan si al final hubo boda. ¡Cosas de este nuestro Ourense!

        Aunque por desgracia cuando se trata de amor en los periódicos como decía al principio es mas en la sección de sucesos que en la sociedad. Sirvan de ejemplo estos casos:
      En febrero de 1889 la ciudad se conmociono al leer la noticia del suicidio de un joven francés en la villa de Ribadavia. La historia era de enamoramiento sin duda pero... Un joven francés empleado de una prestigiosa firma parisina, recibió el encargo de acompañar a una bellísima joven que quería dedicarse al diseño de moda, para ello su padre prestigioso comerciante en Madrid había concertado su formación con la empresa. El caso fue que en los pocos días que se tardo en hacer los preparativos el joven, se olvido de que estaba casado, que tenía una reputación y un buen empleo, y se enamoro de la joven, que le correspondió. Así fue que al comenzar viaje en lugar de Paris tomaron dirección Ourense que no las de Villadiego; ya en la ciudad la belleza de la joven llamaba la atención en el Paseo y sus educados modales y habilidad para la venta convirtieron el hotel donde exponían el muestrario en un continuo transito Ourensanas. El caso es que no tardaron en ser descubiertos por el padre de la chica, la mujer del chico y el jefe de este. El joven abrumado por tantas amenazas y dándose cuenta de su responsabilidad se desplazo a Ribadavia y allí se descerrajo un tiro en la sien.

    No voy a contaros de nuevo la historia de la “Pobre Asunción”, pero sin duda comenzó como una historia de amor. Fue el viernes santo de 1891. En 1903 sucedió por el mismo motivo otro de estos siniestros, en esta ocasión fue todo muy relacionado con el mundo de la fotografía; el Joven Julián Garita hijo del fotógrafo Pablo Garita, estaba residiendo en la vivienda estudio del también fotógrafo José Gil, cuando decidió quitarse la vida, la causa: no contar con el beneplácito paterno para mantener relación con una joven. Y por ultimo (que podría continuar), ¿no sé si recordáis el crimen del bar Albino?, ¡Si! aquel en que un caballero recluido por un tiempo en prisión, se obceco pensando que una joven que conocía era su enamorada, está realmente era una joven de vida alegre; el caso es que cuando el hombre salió de prisión fue directamente buscar a su amada. Esta solía estar en el Albino, un bar del que hoy solo queda el local, allá en la calle de Lepanto al lado mismo del Museo Municipal. Allí la encontró, pero en compañía de un cliente de tal manera que se le cruzo el cable corrió a su casa y cogió una escopeta con la que se persono en el bar matando a la joven. ¡Todo por amor!

13/2/20

Miguel Ángel Martínez Coello

Hoy no toca foto, creo que esto os va a gustar más. 

     Esta tarde a las 20,30 el amigo Miguel Ángel Martínez Coello, presenta una exposición que no debéis perderos. Desde hace años, Miguel se ha dedicado a inmortalizar con sus pinceles,  a personajes de lo mas variado; desde nuestros máximos representantes de la vida ourensana, hasta otros de nivel internacional, pasando por muchos vecinos de vida mas anonima. 

 Escritores, músicos,  periodistas, políticos, ciudadanos de a pie, hasta yo. ¡Ay! no que a mi aun no me ha hecho el retrato. Bueno no pierdo la esperanza, cualquier dia me vere "colgado" en una de sus exposiciones.
 Además de su destreza en la pintura, Miguel siempre busca la innovación y en este caso nos ofrece un tipo de exposición diferente, a la que os va a apetecer realizar más de una vista. Cada mes durante los próximos seis podremos ver 30 personajes a los que no nos costará reconocer. En total serán más de 180 ourensanos, los que quedarán inmortalizados.

Gracias Miguel y Felicidades por el éxito que sin duda tendrás con tu genial trabajo

12/2/20

La Silla de Pacheco

El tatarabuelo Joaquín con sus hijas y maridos. circa 1897. Nota para la familia: de iz a der. Laureana, Fidalgo, Joaquin  Delfin y Sira
   Muchas son las curiosidades que me encuentro al revisar estas viejas imágenes; algunas originales, como  el descubrir que alguno de los retratados había olvidado limpiar los zapatos y el maestro fotógrafo le dio una pincelada de "betún", otros simpáticos pero necesitados de discreción, como el caso de una gran dama a la que su fotógrafo le arreglaba la dentadura al tiempo que le destacaba la sonrisa, y otros por el estilo.
    En otras ocasiones lo que me encuentro son detalles que me permiten avanzar en mis indagaciones, sobre todo en lo más complejo que es la datación.
Hoy el amigo José Antonio Feijoo nos permite ver en color original uno de los objetos de mobiliario que utilizaba el maestro Pacheco en su estudio para adornar las escenas; gracias a ellos en ocasiones puedo acotar las fechas de la imagen. (no es una ciencia exacta, pero da una buena orientación).
  Si os fijais en la fotografía de grupo que os muestro, veréis que mi tía abuela Laureana apoya el brazo sobre una silla. Pues bien, sabiendo que la fotografía se obtuvo entorno a 1897, tenemos un indicio de que las fotos que tengan esa silla como decoración se correspondan con un entorno temporal de esa fecha (repito que no es exacto ¡ojala!, pero cuando no tienes nada, todo se agradece).

Jose Antonio Feijoo
    De la misma manera le puedo confirmar al amigo Feijóo que esta silla cuenta al menos con 123 años de existencia, ahí es nada.
 En esos tiempos debía de estar a punto de jubilar el sillon esquinero en el que se sentaba mi tatarabuelo, porque hacia el año 1900 lo cambio por este otro:

11/2/20

A Batundeira antes del embalse de Velle


Fotógrafo Desconocido, probable Pacheco
Circa 1958?
ERDE1958000504
A Batundeira
Papel prensa,  Archivo MER Museo Etnolóxico de Ribadavia 2007GP_439

  Detalles:   Desde hace tiempo tengo en mi archivo esta fotografía, pero la calidad de la que disponía no era muy buena precisamente. Gracias a un amigo que domina las técnicas gráficas he podido recuperarla un poco y por fin os la muestro.
 Fue en julio del 62, cuando comenzaron las obras del embalse y central de Velle la Batundeira perdió gran parte de su belleza; allí llegaba el gran Miño, pasando ciertas "estrecheces", y se abría formando varias playas fluviales que los vecinos sabían aprovechar en los calores del verano. (los entendidos le llaman cono de deyección). Las autoridades aseguraban a la población que la pérdida de las playas se supliría con grandes beneficios, al dotar a la industria (cierto que no he podido encontrar alusiones a la industria local, únicamente Industria en general) de la energía necesaria para su desarrollo, al tiempo que el solaz estaría asegurado por la construcción de las piscinas que la empresa eléctrica gustosamente construía para los ciudadanos. 
    En rojo os he marcado donde está actualmente situado el embalse de Velle, y a poco que os fijeis creo que era evidente donde colocarlo. ¿no?.