Consejos y avisos

24/6/19

A Casa dos Parada, Porto Quintela


Dende a Baixa Limia José Luis Álvarez López facilítame a maneira de atopar datos sobre esta fotografía que forma parte do interesante arquivo do amigo Miro Martinez Cerredelo; con moito gusto compártoos con todos vós e que siga rendendo o exemplo.
Ourensenotempo está aberto a todas as vosas colaboracións que son de agradecer. 


Fotógrafo Desconocido 
Circa 1947??
LADE1947000484
A Casa dos Parada
Papel fotográfico, Archivo de Edelmiro Martinez Cerredelo

 Detalles:  DESFEITAS BANDE en Porto Quintela

   Os máis mozos do concello naquela época aínda recordaredes con morrilla os almacéns "Gran comercio dos de Parada", un dos moitos negocios que se levou o pantano daquel enclave comercial do Val do Limia.
   Este edificio emblemático, non así outros, foi salvado ao ser trasladado pedra a pedra do lugar no que se atopaba, ao lado da alameda de Porto Quintela, xunto á fonte. 

Eiqui tedes unha perfecta descripcíón recollida nun blog que tenta recuperar a memoria historica daquelas terras.
A CASA “DOS DE PARADA”
“Para describr a casa dos Parada contamos coa información achegada por Lisardo González [quem trabalhava como dependente no comércio] e por unha veciña de Porto Quintela.
O edificio do comercio era unha construcción de pedra que constaba de planta baixa e piso superior. Estaba situado entre os puntos quilométricos nº 50 e 51 da vella estrada N-540 de Ourense a Portugal, na confluencia coa ponte do poldrado, actualmente cuberta polas augas do encoro das Conchas, que unía Porto Quintela co concello de Muiños.
A fachada norte consta dunha planta baixa duns tres metros e medio de alto dedicada a comercio e dunha planta superior para vivenda. O comercio preséntase ó público con tres portas de entrada cara á estrada e con outra porta cara o oeste, que daba cara a unha praza ou toural. A distribuición espacial interior do comercio, duns 14 metros de longo por 3.5 de ancho, responde a un deseño común na zona. Consta dun mostrador central de madeira en forma de U invertida e longa que rodea a zona de clientes. Máis para dentro está o corredor dos vendedores e as catro paredes están cubertas por estantes para as mercadorías.
De acordo coa distribución máis común, entrando á esquerda sitúase a zona de ultramarinos, depois a de bazar. Na parte frontal estaría a zona de tecidos, calzado e confección. Na zona dereita sitúase un escritorio resgardado cunha cristaleira translúcida. Nos distintos tramos e parede que rodean as portas de entrada había mantas e outros artigos. No tramo medio do mostrador, algo á esquerda, hai un paso que comunica a zona de clientes coa de vendedores. Esta entrada pódese tapar cunha portiña vertical e con outra horizontal, o que permite darlle continuidade ó mostrador. Preto deste paso está a caixa de cobros. Nos estremos da parede sur dúas portas comunican cun corredor traseiro paralelo que da a dúas cociñas e outras dependencias. Nos estremos deste corredor traseiro hai escaleiras que soben ata a planta superior e portas permiten saír ó exterior”.

Pra seguir a leer datos e historias desta casa. Clic Eiquí

22/6/19

Veirás, Cartel de las Fiestas

La mujer tema frecuente en su obra, muchos han reconocido en sus trazos a Consuelito Quintairos, su esposa

Alejandro Rodríguez Veiras
Cartel del Corpus

En varias ocasiones he hablado de este gran Ourensano al que he tenido el honor de conocer personalmente y del que recibí un trato casi familiar. Su faceta de profesor y director de la escuela de artes y oficios, es aún  recordada, pero para la mayoría de ourensanos Veiras ha sido por su implicación y particularmente con el cartel anunciador, la cara de las  fiestas de la ciudad.
Nació en Ourense el año 1896, y no creo equivocarme al decir que su padre fue uno de los inspiradores de su pasión por nuestra ciudad. Alejandro R. Cobelas, Abogado, procurador, escritor, redactor de “El Derecho”, concejal; incluso se le cita como alcalde de la ciudad durante un corto periodo (no he podido confirmarlo);  no dudaba en colaborar en cuanto acto social en beneficio de la ciudad se le propusiera; fue presidente del coro Los Enxebres y  del Orfeón Unión Orensano, directivo del Liceo, aunque lo que él decía que le había supuesto mayor honor, había sido el poder representar a la ciudad en el entierro de Curros (A Coruña 1908), (también ostentó la representación de Ourense, cuando se le dedicó al gran escritor su calle en Celanova). Su madre Carmen Veiras Carballo era hija del secretario del ayuntamiento Ourensano Santiago Veiras y cuñada del doctor Lino Porto (otro gran personaje) por donde le venía la relación familiar con el pintor Xaime Quesada.  
Veirás 1933 (Vida Gallega)

     Pero volvamos a Veiras.. Tan solo tenía 14 años, cuando por primera vez le citan en el diario La Región, por su virtuosismo con la pintura: “En el primer curso de dibujo ha obtenido la nota de sobresaliente el aventajado alumno del Instituto…/… D. Alejandro R Veiras, hijo del concejal …/… Rodríguez Cobelas. Hemos contemplado varios trabajos del joven R. Veiras y, efectivamente, podemos asegurar que reúne excepcionales aptitudes para el dibujo, aptitudes que si procura cultivar harán de el un nada vulgar artista.”  (La Región 14 de junio 1910). Fue su profesor en esos primeros años Juan Fernández Pérez “Xesta”.
    En marzo de 1915 llamo la atención el oleo que hizo tomando por modelo a su Padre, estuvo expuesto en el comercio de los señores Romero y fue el pistoletazo de salida para su carrera artística. En agosto del 19 participa con gran éxito en el concurso de pintura que organiza el centro gallego de Buenos Aires. Ocupa el puesto de delineante municipal (oficina de obras) y participa en la exposición que organizó el círculo de Bellas Artes Madrileño. En el 22 triunfa en el segundo salón ferrolano de pintura gallega.  Comentar también que en 1918 sufrió un duro revés, al fallecer su hermano Alfonso con tan solo 22 años (¿gemelo???), estaba estudiando derecho en Santiago, pero ya había ganado admiración y fama por sus colaboraciones en el diario La Región, así como por sus dotes de orador.
Corpus 1924 primer cartel de Veirás para las fiestas y escudo de 1955

   Entre éxitos y reveses Alejandro no deja de encargarse de cuanta decoración artística precisa la ciudad: decorados teatrales, ambientación de festivales benéficos, arcos para desfiles, etc. Y es así como  en 1924 comienza a colaborar con las fiestas de la ciudad, además del cartel anunciador, se encarga de la instalación eléctrica que luciría en la alameda recibiendo el aplauso de toda la ciudadanía. A partir de ese momento seria el responsable de la parte artística de las fiestas, más de quince carteles del Corpus con su firma y un buen numero de ellos con un detalle que muchos desconocíamos (me lo desvelo el amigo Adolfo Rego Pérez), La musa de Alejandro para los carteles era la que fue su esposa Consuelito Quintaros; el tema de su matrimonio aunque se pueda interpretar como  “un marujeo”, no puede obviarse al hablar de Veiras, ya que en toda la ciudad fue tema recurrente. Alejandro y Consuelo se conocieron según me cuentan, con tan solo doce o trece años, y desde un principio la conexión fue evidente, sin embargo diversas circunstancias fueron aplazando la fecha del matrimonio, hasta el punto de que el maestro Bragado (director de la banda municipal 23-55), le amenazó con componer un pasodoble que recordara su noviazgo, (en los archivos de la banda Ourensana, y en la biblioteca nacional esta la partitura Veirás desde 1951…), finalmente se celebro el matrimonio ya siendo mayores los dos.
Alejandro dejo por toda la ciudad muestras de su buen gusto, algunos aun persisten y otros por causas “lógicas” se han perdido (o eso creo, cualquier día quizás aparezcan en un almacén), me refiero a dos cuadros al menos que se le encargaron por el Ayuntamiento de la República en el 32, uno con destino al salón de plenos con una alegoría republicana y otro para el despacho de la alcaldía con el retrato de Alcalá Zamora. La reconstrucción del la cruz de Montealegre en 1934 fue también diseño suyo. Diseñó varios jardines de la ciudad, el de las Burgas…  Y para mi gusto lo mejor, es el diseño del escudo de la ciudad en forma de vidriera que adorna las escaleras del Concello.  (Para los amantes del coleccionismo taurino, que sepan que por lo menos existen dos carteles de la feria Ourensana fruto de sus pinceles).
En los años 40 paso a formar parte del `profesorado de la escuela de Artes Y oficios ,que termino dirigiendo. En ese puesto rondando los años 70 fue cuando le conocí, y puedo dar fe de que a pesar de sus años tenía una increíble paciencia con aquellos niños entre los que me encontraba; aun así el año siguiente me recomendó el dibujo lineal y al otro, y al otro…..

21/6/19

El Derecho y mas prensa del XIX


“El Derecho”

Un histórico de la prensa Ourensana y otros diarios de su imprenta
Muchos me preguntáis en donde obtengo los datos que suelen apoyar esas viejas imágenes que comparto con vosotros, y la respuesta no es sencilla. Son varias mis fuentes, la primera y la que mas agradezco es la vuestra, por vuestros mails, comentarios en las redes, y en algunos casos conversaciones directas me ilustráis con datos que de otra manera desconocería totalmente; la segunda fuente y aunque muchos me dicen que es trabajo pesado, ya sabéis aquello de: “sarna con gusto…”, se trata de revisar y releer viejos periódicos. La web Galiciana que muchos conocéis es una parte, pero ni de lejos es suficiente, (con el tiempo …..). Hoy quiero hablaros de una de esas cabeceras imprescindible para conocer la historia de nuestro Ourense y de paso algunas rarezas que salieron de la misma imprenta:
“El Derecho”, periódico democrático. “La Defensa de Galicia” “As Burgas” y “El Pueblo”
En la vieja calle de San Miguel nació El diario El Derecho, en el nº18 (1ª casa de la izquierda), tenía la redacción y casi enfrente (en el 13 estaba la imprenta de Otero donde se imprimieron los primeros números Foto modificada de una de Pacheco

  .- El Derecho. El profesor Marcos Valcárcel le asigna a El Derecho, el número 48 en su libro A Prensa en Ourense e a súa Provincia. (Diputación de Ourense 1987). Y ciertamente en él recoge lo esencial de esta publicación, únicamente puedo añadir escasos datos que la aparición de algunos números a posteriori permiten aportar, así como anécdotas relacionadas con el periódico en sí. La principal sin duda es el lamentable fallecimiento del doctor Arturo de la Torre  durante los conflictos habidos en el “Motín de las verduleras” (1892); el doctor colaborador habitual del periódico se encontraba en el balcón de la redacción (calle Pereira 7, hoy Avda. de Pontevedra5?) cuando lo que se supone fue un disparo al aire le hirió mortalmente. Este hecho quizás fuera inspirador de la batalla que años después Vicente Nondedeu (abogado, diputado provincial y fundador del diario) encabezó para terminar con la existencia de los fielatos. Durante la existencia del diario, fue permanente su campaña en pro del homenaje a Concepción Arenal, que culminó con la colocación de su estatua en los jardines de Obispo Cesáreo, (hoy enfrente del viejo palacio de justicia). Y como contrapunto la batalla continua del diario contra lo que ellos llamaban “desastroso resultado de las obras de construcción del instituto provincial”; en un irónico articulo comentaban que al abandonar las instalaciones del viejo, (el que estuvo en la actual calle Lamas Carvajal), los retratos de los directores  Leoncio Perejón y Gaite aparecieron con las mejillas sonrojadas por la vergüenza.
  Colaborador habitual y redactor fue también Alejandro R. Cobelas , abogado y concejal, (padre del profesor Veiras)
.- La Defensa de Galicia sin embargo es una publicación prácticamente inédita, el profesor Valcárcel recoge referencias a ella en otros diarios y admite no haber podido localizar fondos; hoy por fortuna algún ejemplar se puede consultar (dos números procedentes del fondo de Xesus Alonso Montero, nº7  y nº 118) y ello da pie a poder ampliar datos. Alberto García Ferreiro colaborador habitual en la prensa de finales del XIX, en varias ocasiones intentó sacar su propia cabecera, La Pluma y este de manera probada vieron la luz, y otros proyectos como La Semana, aun no he podido verificarlo, a pesar de encontrar referencias a su eminente salida….
Estaba la Redacción en la casa de los Marqueses de Leis donde vivía el fundador y director Alberto García Ferreiro, Barrera 10-2º, y lo poco que puedo confirmar es que se apoyo en sus amigos Francisco Álvarez de Novoa y Heraclio Pérez Placer para sacarla adelante. Información regional y local eran las bases de una publicación que al menos estuvo seis meses en los kioscos, poco tiempo pero que permitió pasar del centenar de números. Cierto es que en ocasiones solamente salió con una hoja en lugar de las cuatro páginas habituales, (los primeros nº (hasta el 7), se imprimieron de manera mensual en la imprenta del Derecho, pero por motivos que desconozco, desde julio del 1893 (día 11?, nº8?) hasta su desaparición paso a publicarse “Todos los días, excepto los siguientes a festivos”, haciéndose en la imprenta propia que monto en los bajos de su vivienda el director, (en esos locales años después tendría su comercio de textil el mayor de los hermanos Gallego).
En los ejemplares conocidos figuran colaboraciones con las firmas Aurelio Ribalta, José Ibáñez Marín, M. Castro López y Silva, pero seguramente sea mucho más largo el listado.  Interesante es la zona de publicidad, en la que junto a anuncios de habituales como el Hotel Roma y la Tienda-fabrica de capas de Camilo Pardo “La Equidad”, (Pereira 1 esquina `plaza mayor), aparecen dos de los negocios que tuvo la familia Delage en la calle de La Paz, Sombrerería “La Portuguesa” y la platería de José Delage en la que descubrimos que  la filatelia ya tenía seguidores en la ciudad. Y una muy poco conocida academia también en la calle de La Paz 9-2º “San Agustín” de los profesores Palmeiro y Ameijeiras especializados en idiomas y contabilidad.  
.- El Pueblo. En el pontevedrés diario El Ancora de día 10 de enero 1898 nos anuncian que va a comenzar a editarse en la imprenta de El Derecho un diario con la cabecera “El Pueblo”. De momento es la única referencia que conozco, os la comento por si tenéis algún dato.
Permitidme que deje para otra ocasión las referencias al periódico As Burgas…. Y (como se decía en aquellos tiempos), “excite” la curiosidad de alguno de vosotros a fin de que estudie lo que  considero es la excesiva proliferación de cabeceras de prensa en estos años, con los mismos protagonistas, García Ferreiro, Pérez Placer y Álvarez de Novoa acumulan más de siete, pero el mismísimo Lamas Carvajal también tuvo unas cuantas….