Consejos y avisos

23/2/24

Breves datos de la Historia Ourensana

 Esta hubiera sido calle Iriarte en 1840, al final fue Calle Pereira hoy Avda. de Pontevedra Foto Ático Noguerol 1909

Breves datos de la Historia Ourensana

Con frecuencia en mis lecturas de prensa del ayer y otras publicaciones, me encuentro con datos que en ocasiones por originales me llaman la atención, y en otras vienen a dar respuesta a dudas que se prolongan en el tiempo. Unos de esos datos son los referidos a la historia de la farmacia Ourensana que por circunstancias personales me apetece ir desvelando. Hoy os aportare un par de informaciones. La primera novedosa pero escasa, es la presencia de Benito Ortiz de Lanzagorta como propietario de la farmacia que había sido de don León Oyarzun, cronológicamente habrá que situarlo entorno a la fecha de publicación del anuncio que os muestro (Eco de Orense,1884) lo que hace que los tiempos “agitados” de esa botica fueran más prolongados de los que pensábamos. Serafín Temes no se hizo cargo de ella hasta el 1892 y en el medio estuvo el intento de los empleados del doctor León de mantenerla con el apoyo de Gaite LLoves.

Publicidad de 1884. Farmacia de la plaza del hierro

Otros datos son referidos a Antonio Fernández Reinoso, nacido en 1848, termina farmacia en 1873 y de quien hoy sé que en 1877 tenía abierta su botica en Maceda y sin embargo no consigo definir donde exactamente estaba su oficina de farmacia en Ourense, aunque poco a poco se va cerrando el circulo, y las opciones principales son: la esquina San Miguel con Lamas Carvajal (local de empresa de telefonía), o la de enfrente (Casa De los Lentes). Existe aún alguna posibilidad de que estuviera próxima al local que hoy ocupa la Coruñesa, pero va perdiendo fuerza.

   Si acaso son mas los datos de su actuación publica que como boticario, ya que en dic de 1890 es nombrado concejal del consistorio dirigido por el alcalde Feliciano Pérez Bobo, teniendo participación en varias comisiones de importancia: alumbrado, enseñanza pública, formó en la comisión que se encargo de redactar las ordenanzas municipales, y la encargada de desarrollar el ensanche norte de la ciudad. También intervino en las reuniones con las aseguradoras del ramo de incendios para obtener fondos con los que mantener el servicio de bomberos.

Como farmacéutico fue el responsable de analizar los vinos que se despachaban en la ciudad en 1891 y para sorpresa de los parroquianos la mayor parte de ellos se revelaron como “cristianos”, dado que estaban “bautizados”, habrá quien lo considere simpático e incluso quien lo considere beneficioso , ya que el alcohol diluido seria menos dañino, pero la realidad es que tiene que considerase un engaño, y los artífices dudo mucho que lo hicieran con  “sanas” intenciones.

Por último hoy sé que el señor Reinoso tuvo que dejar los cargos públicos en sep. de 1891 al ser nombrado farmacéutico municipal al ser incompatibles. El año siguiente cedió el servicio de beneficencia na Emilio Meruéndano y en 1896 formo parte de la directiva del liceo.

De otro farmacéutico, Carlos Valencia se puede adelantar la existencia de su oficina de farmacia en la calle del Padre Feijoo al menos al año 1884, como demuestra el anuncio que publicaba en ese año, ofreciendo al fantástica Agua minero medicinal La Favorita.

Farmacia Carlos Valencia 1884

 En otros ámbitos también surgen datos que aprovechare para facilitar a los aficionados a la historia auriense. En 1884 en plena plaza de la constitución o Mayor, que en aquellos tiempos se utilizaban las dos formas para llamarla, se vendían excelentes pimientos mondongueros y queso de bola entre otras exquisiteces, sin embargo no he conseguido ubicar con exactitud en que local. La tienda se llamaba La Cubana, casualidad o no, años después 1915 existió en la ciudad otra tienda de ultramarinos de igual nombre pero en el parque de San Lázaro 2, (¿Hoy Bon Vivant????).

En ese mismo año 1884 teníamos en la ciudad un negocio de los que podríamos llamar del “Lujo”, su nombre ya era bastante representativo, “El Buen Gusto”, su propietario era Don Blas Vázquez hombre de refinada elegancia, y entre los artículos que vendía se encontraban mantones de manila, vajillas de loza china, y artículos de marfil. Me consta como situada en plaza Mayor 26 pero no me atrevo a asegurar que sea el ultimo local del espolón, o el bajo del palacio episcopal que como sabéis fue utilizado como negocio en varias ocasiones.


Recientemente me han preguntado si sabia algo de unas surgencias de agua que aparecen en bajos de la zona de la calle Progreso próximos a la calle Alejandro Outeiriño. Hoy puedo afirmar que en 1891. Se conocía la existencia de al menos una de esas minas de agua pero pasando el cruce con Ervedelo.  A la altura del numero 91 de aquel año, si no me equivoco (que es fácil, por la excesivamente frecuente modificación de las numeraciones de edificios), hoy sería el 115.

Sabias que??? Los dos primeros cabezudos de la ciudad, (los de cartón piedra…) se fabricaron en Barcelona el año 1878 y costaron 156 pesetas con porte y seguro incluido. Se encargó de la operación el bazar de los Señores Deogracias Rollan y González, (bazar Rollan fue el primer negocio existente en el bajo que actualmente ocupa el Café latino. (Bazar Rollan, Calzados Celsty, después fue Celestino, Bazar Puga…)

Sabias que??? Las mazas de plata del concello las hizo el platero Pedro Duran de Madrid y costaron 2500 pesetas 5 de noviembre de 1890.

Sabias que??? Estuvo a punto de fracasar la negociación de compra de la casa de Juan Igneson en San Miguel 18.  Hubiera supuesto que no tendríamos calle del Paseo…

Sabias que??? A falta de plena confirmación, fue en 1840 cuando la conocida como “La Carretera”, paso a denominarse Calle del Progreso 1840, en recuerdo de dicho glorioso pronunciamiento.  Se refiere al del general Espartero??. Al final se quedó solo como Progreso

 En ese mismo momento se planteo recuperar para la calle Santo Domingo el nombre de Calle de Quiroga en recuerdo de Antonio Quiroga Hermida, en 1823 se le había hecho ese homenaje pero los cambios políticos se la habían retirado poco después.

También se pretendió honrar a Martin José Iriarte General del ejercito y gobernador militar de Ourense en 1839 dándolo a la hoy Avda. de Pontevedra el nombre de calle de Iriarte por haber sido en esa calle donde se verifico su entrada triunfal como representante del General Espartero, a quien también se pretendió dedicar una calle, Calle de Espartero. Como sabemos finalmente solo se llevo a cabo el nombramiento de la Calle Progreso.

Sabias que???  A finales del siglo XIX. En la calle del Progreso existían al menos tres fuentes publicas para dar servicio al vecindario…. Picho próximo a posío, Abrevadero y fuente en Alameda y Fuente de la carretera próxima al parque infantil….

Sabias que??? Me entero ahora de que a principios del s. XX (circa 1906) la casa cuartel de la guardia civil estaba en las inmediaciones de la cárcel (Progreso 21) …

Sabias que??? Los emigrantes españoles incluso podían ir a su destino viajando gratis????.