Consejos y avisos

18/1/19

Colaboraciones Pablo G. Prieto, "O Concello"

O Concello. ¡La culpa fue del reloj!!!
El viejo salón de plenos del Concello. Presidido por el retrato del Rey Alfonso XIII. Ac
Fotografía del estudio Schreck circa 1930. Cedida por Pablo G. Prieto

      Acostumbrados a celebrar las campanadas de fin de año con la vista puesta en el madrileño reloj de la puerta del sol, con frecuencia olvidamos que la inmensa mayoría de los pueblos y ciudades del país, también tienen el suyo.  En el caso del que fue primero en enseñorearse de la fachada del edificio Concejil Ourensano, las circunstancias le llevaron a ser la causa última de la construcción de nuestro actual Ayuntamiento.
      Os lo explico: Durante muchos años los ediles y alcaldes (además de no cobrar), no tenían siquiera un  lugar propio donde reunirse, El patín de la Catedral, a Horta do Concello (hoy jardines de Bispo Cesáreo), o la entrada de Santa María Madre eran algunos de los lugares donde se reunían a decidir los asuntos de la ciudad. Pero vamos al asunto, que ya os advierto que entre los cambios de denominación de calles y las complejas referencias que se encuentran en los documentos, yo al menos no me atrevo a dar el tema por zanjado.
 Después de un paso intermedio por el cual las casas de los ediles o regidores servían de asilo a los plenos, por fin, se conoce la propiedad de varias casas consistoriales: la primera se puede considerar una de estas casas de ediles en concreto la de Loys Gonçalves por ser conocido que se le había confiado la custodia de “A Arca do Concello”; le sigue la que probablemente sea la primera de las situadas en la Plaza Mayor, otra que se conoció en la calle San Miguel, y en su pared estaba A Fonte do Rei, (os suena… en el edificio actual está “La Coruñesa”), otra  que el Concello había adquirido o alquilado en la Rúa Nova (Lamas Carvajal) sin olvidar el paso provisional por el viejo Hospital de San Roque en la Alameda (ese edificio, los que seguís mis notas, sabéis que fue uno de los comodines de la administración local, cuando no había donde meter “algo” se le hacía allí un hueco).
Dibujo de Ático Noguerol custodiado en el AHPOu, muestra la casa que ocupo el consistorio en la calle de San Miguel, supuestamente solo fue utilizada como almacén y alojó alguna dependencia administrativa

     Dejémonos de pasear; la casa del concello en la plaza Mayor, nació contra vientos y mareas, realmente no existía un solar apropiado para edificarlo, pero la problemática existente entre el poder civil y el eclesiástico, tuvieron la culpa de que se quisiera levantar justo enfrente del palacio episcopal, (aunque muchos no lo recuerdan, es el edificio del Museo Arqueológico cerrado desde hace…. Al pie de las escalinatas de Santa María Madre), extraña decisión dada la diferencia de tamaño y estética de uno y otro, pero el solo hecho de que se levantara el edificio ya era una victoria ante el clero.
    El pequeño tamaño, justificó varias ampliaciones en el tiempo, pero también fue culpable de un escaso interés por el mantenimiento de estructuras; desde el lejano año de 1515 en que se conoce dieron comienzo las obras, hasta el año de 1873 (24 de octubre) en que este ya no pudo más y acabo cayendo el “solo” fueron más de 350 años en los que se conocen varios intentos de reparación, entre 1697 y 98 se hace el más serio, que incluso supuso una pequeña ampliación pero no consta que además de este a todo punto insuficiente, ninguno llegase mas allá de poner un poco de masa en alguna grieta.
      No se conoce la fecha exacta, pero hacia 1866 se cumplió uno de los deseos de los ourensanos, tener un segundo* reloj….  En el tejado del endeble edificio se monto una estructura que soportara la maquinaria del artefacto, pero el peso no era admisible. Durante un tiempo fueron dos los relojes que marcaban las horas de la vieja Auria; aunque ese “lujo” tuvo como coste la caída y muerte del antiguo edificio municipal. El estado del techo y el peso del reloj hicieron que gran parte del edificio se viniera abajo la madrugada del 24 de Octubre de 1873.  La única solución posible fue la construcción de un nuevo edificio que es el que hoy conocemos. En él se construyó el hermoso salón de plenos que os muestro en la fotografía, diseñado por José Soler Onrubia y los muebles originales obra de Antonio Rodríguez (nov. 1893)…               
 *El único que existía era el situado en la torre  de la catedral y su estado no era el mejor precisamente, el ayuntamiento que según parece tenia la “custodia” ya en 1840  había decidido cubrirlo con un gabán, ¡perdón!!, un guarda polvo, según contaba el gran Adrio Menéndez, pero no era suficiente para su cuidado y de hecho hacia 1865 tuvo que acometer una costosa reparación.. 


Para saber más:
Del Orense Antiguo por José Adrio Menéndez, 1935
Las Casas Consistoriales de la ciudad de Ourense por Olga Gallego Domínguez, 1980
A casa de Concello de Ourense por Avelino Rodríguez González, 2015

17/1/19

Colaboración de Xosé Ricardo Rodriguez Pérez, "De Maside"



  Hace tiempo que vengo dándole vueltas al asunto y creo que a no tardar, tendré que tomar una decisión; como siempre cometo el error de escribir "pensando en alto". 
Me explico: los aficionados a esto de la historia y las viejas fotografías, seguramente conocéis blogs sobre el tema con bastante más calidad que el mío, (algunos son de auténticos profesionales),  a lo mejor sin tantas imágenes, o quizás más limitadas en cuanto a los territorios que abarcan, pero de cualquier manera trabajos excepcionales. El caso es que me gustaría que todos los conocierais, (seguramente yo mismo desconozco muchos de ellos);en estos casos el principal escollo suele ser el de los derechos y el reconocimiento; pero creo que se pueden solucionar. Hoy gracias a la amabilidad de un admirado profesional hago una prueba de lo que podría ser…. Veré de convencer al Profesor Sierra, al amigo Miro Cerredelo, al doctor David Simón y a unos cuantos mas, por si quieren dignificar este mi blog.......

       Hace prácticamente 10 años que Xosé Ricardo Rodríguez Pérez gestiona el blog
       https:// estudiosgenealogicos.wordpress.com. Blog de Maside 

Quiero pensar que lo escribe como un blog de notas, aunque para muchos de sus lectores entre los que me encuentro, sean auténticos tratados de historia. La temática predominante es Maside y sus gentes; quizás  algún “extranjero “ se haya  colado, pero Maside es su reino. Aquí tenéis un enlace a su web, Blog de Maside  pero no descarto que me permita hacerme eco de sus trabajos …..                  Este de hoy es uno de ellos, se que os gustara. 

NATURALES DE MASIDE I
                                                      Don Valentín Portabales Blanco, director del Instituto Técnico de Lugo, casado con Cándida Fdz. Fdz., hija de Don Juan Bernardo, Empresario de las fábricas de papel de Bouteiro y Longoseiros. Alcalde de Maside en varios mandatos, impulsor y finalizador de las obras de construcción del Consistorio y su Torre, amén de haber adquirido para Maside el reloj que fuera del Monasterio de Oseira. El coste de las obras ascendió a 89.154 reales. Sobresale la Torre de planta cuadrada con el reloj de Osera que se tiene –y certificado está- como el más antiguo de Galicia y de los que se conservan fabricados en ella, fechado en 1732 tal como reza la inscripción en la platina superior de la maquinaria, construido por Baltasar Barreiro de Andrade siendo abad de Oseira Fray Esteban de Balmaseda.

LAPIDA SOBRE LA SEPULTURA DE DON TOMÁS PORTABALES BLANCO SITA EN LA CAPILLA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN EN EL DEAMBULATORIO DE LA SANTA IGLESIA CATEDRAL DE OURENSE
                                                        D. Tomás Portabales Blanco Magistral Chantre de esta Iglesia Catedral, natural de Maside, fallecido, confirmado con los SSTTS Sacramentos y la Bendición Apostólica de Su Santidad, el 15-12-1904 a los 79 años. Es tío de don Inocencio Portabales Nogueira.

                                                    Don Inocencio Portabales Nogueira nació en la villa de Maside el 16-9-1858, fallecido en Lugo el 4-7-1923. Sus restos mortales descansan en el cementerio capitular de Lugo, en el claustro de la SIC Basílica de Lugo.

         Don Inocencio acompañó al ourensano obispo el Ilmo. Doctor Don Pedro Casas y Souto hasta el fallecimiento de este el 25-7-1906. Este obispo amigo y compañero del tío de Don Inocencio, Don Valentín Portabales Blanco, propició su nombramiento como arcipreste de la catedral de Plasencia, concretamente el 29 de Abril de 1907. El mentado Monseñor Casas y Souto era natural de la localidad de Sobrado del Obispo.
     A la muerte de este Don Inocencio tras la concesión del Rey Alfonso XIII por Real Cédula la permuta, intercambia con el también arcipreste de Lugo Don Manuel Prieto Martín. Mediante un poder otorgado ante el notario de Plasencia Don Pío Torres Fernández el 17-2-1907, autorizando a su tío Don Valentín, director del Instituto General y Técnico de Lugo, para que tomara posesión del nuevo cargo que sería efectivo el 29 de Abril del citado año 1907.

     Monseñor Plácido Rey Lemos, Obispo de Lugo, confió plenamente en el ilustre masidao nombrándole Gobernador Eclesiástico el 11 de Junio de 1920, y Vicario General el 21 de los citados mes y año, cargos que ejerció hasta el 22 de Septiembre de 1922, fecha en la que por enfermedad tuvo que cesar. Diez meses después fallecería.

     La labor de Don Inocencio Portabales fue relevante y reconocida. Durante los dieciséis años de estancia en Lugo como Arcipreste de la SIC Basílica de Lugo, como Archivero Diocesano, Gobernador Eclesiástico y Vicario General, tomó a su cargo la responsabilidad entre otras de recopilar noticias, temas y asuntos sobre la SIC, y así en 2.510 cuartillas manuscritas englobó un trabajo que el mismo titularía ‘El abecedario de la Catedral de Lugo’, 496 temas o datos de interés relativos a: campanas, canónigos, dignidades, mayordomos, rentas, desamortizaciones, visitadores, etc.; y que el archivero catedralicio y secretario del Obispo de Lugo Fray José Gómez González, el Rvdo. Don Amador López Valcárcel (+), recogió y encuadernó en siete volúmenes, y en otro aparte de 100 páginas titulado ‘Colección Diplomática’, recogió copia de documentación de mucho interés.
Don Inocencio Portabales Doctor en Teología, fue profesor del seminario de Ourense. Ya en Lugo llegó a publicar varia obras en los talleres de ‘La voz de la verdad’:   Historia Eclesiástica en 1894, Manuel de Gobierno de las monjas y religiosas de España en 1907, ‘Misal incunable de la Catedral de Lugo’, en 1897, ‘Vida y pontificado del Ilustrísimo señor Doctor Don Pedro Casas y Souto’, editado en 1911, y en 1915 ‘El coro de la Catedral de Lugo’. Y por último en 10 de Abril de 1915 publicó ‘La 8ª peregrinación española a Tierra Santa’, obra dedicada a su tío Don Valentín, que le acompañó en ese viaje, tanto a Tierra Santa como a Egipto, que describe con mucho detalle. Pasaba las vacaciones en el Maside natal, en una casa ubicada frente a la Casa Consistorial, -en el herraje del balcón aún puede verse la inscripción: ‘EP 1889‘: Eduardo Portabales, su padre.

      En los veranos motivado por su sensibilidad hacia Maside y su historia, confeccionó trabajos, cuyos manuscritos se conservaron en su casa -copia en nuestro poder-, sobre los templos románicos de Santo Tomé de Maside, Santa Comba do Treboedo y sobre los restos del desaparecido de Santa María de Amarante, como también lo hizo sobre la iglesia y monasterio de San Pedro de Rocas (Esgos-Ourense).

Desde hoy cuando Xosé Ricardo quiera aparecerán aquí las entradas de su blog a modo de colaboración.

16/1/19

Colaboración Manuel Alonso "Alumnos de Maristas"

Orla de 4º de Bachillerato

    Un nuevo amigo: Manuel Alonso me hace llegar estos recuerdos de su etapa de interno en el colegio Maristas; por las fechas fue uno de los que estrenaron el colegio de Bedoya y viendo las fotografías se confirma; la del equipo de fútbol se ve perfectamente que estaba el campo de tierra que muchos disfrutamos aun no siendo alumnos del centro; (alguna rodilla también quedó marcada para siempre, por la dureza del terreno…), 

pero la del equipo de baloncesto es la prueba evidente de la antigüedad de las imágenes, en ella vemos como estaba en obras la mitad del colegio.

De regalo os muestro una de las orlas que tanto gustaban al hermano Nicolás encargado de los internos en aquellos tiempos; como me recuerda el propio Manuel Alonso….

 //O irmán Nicolás, que era o encargado dos internos maiores, tíña dúas teimas: o libro de historia, que o sabía de memoria, e as orlas dos internos que remataban a reválida de 4º de 6º//.

Intentare que otro día el amigo Manuel colabore conmigo en una entrada del blog hablando de su tío, propietario de una de las mejores tiendas de ultramarinos de la ciudad, recordáis a Benito Alonso Santorum????. Progreso 79....


15/1/19

Colaboraciones Juan Malvar Lema. Un viejo fotógrafo en Ourense


Autorretrato  de Julián López Sardina. Habana  Galería de “Campo-Osorio y López”.

A comienzos del siglo XX nuestra ciudad llegó a contar con más de 10 profesionales de la fotografía algo impensable en aquellos años; más que por el volumen de trabajo que podía proporcionar la ciudad creo no equivocarme al  afirmar que fue la  proliferación de maquinas fotográficas y los avances en cuanto a facilitar  su utilización los que acercaron a esta bella arte a más personajes dispuestos a vivir de ella.
El caso de López Sardina es uno de los singulares, ya que habiendo tenido estudio y fama en la villa de Ferrol, decidió instalarse por un corto periodo en nuestra ciudad. 
En mis búsquedas de material, me he encontrado con algunas de sus obras, pero realmente considero de ley "apellidarlo" como fotógrafo Ferrolano más que Ourensano. 
En vista de ello agradezco a Juan Malvar Lema que se acordara de mi blog, para hacer públicos estos interesantes datos de la historia de la fotografía gallega.

                     Existen indicios que llevan a pensar que  Julián López puede haber sido el primer maestro de otro grande de la fotografía en Ourense, Leopoldo Iglesias "Foto villar".

Os recomiendo leer el anuncio publicitario que inserto al final del texto para que os hagáis una idea de la sorna que se gastaba el personaje.
Gracias a Juan Malvar


JULIáN LóPEZ SARDINA.

     Hijo de Francisco López Abrodes (Ferrol) y Vicenta Sardina Díaz (Serantes). Si bien sus padres estaban domiciliados en la calle Pardo Alto 60 (1860) en donde nacieron sus otros hijos nació Julian 17 de agosto 1856 en Serantes,lugar de origen de su madre.

   En enero de 1871 inicia los trámites para emigrar a La Habana. En abril de 1888 retorna a Ferrol (1) donde abre su Galería en el Cantón 8 (2), lugar donde había estado instalado uno de los primeros fotógrafos ferrolanos: José María Sánchez Seara. Posteriormente se trasladará al número 10 al nuevo edificio construido donde se ubicaba el “famoso” Hotel Francia. Allí permanecerá hasta agosto de 1916 en que traspasa su galería a los hermanos Reigosa operando con el nombre de “American Photo”.Posteriormente estará radicado en Orense entre 1917 y 1922.

 Traseras de las CDV de su etapa ferrolana

     En Ferrol desarrolló una intensa vida política. En mayo de 1895 (3) es elegido concejal republicano, por el tercer distrito. En julio de 1895 es nombrado Interventor del Ayuntamiento. En agosto de 1896 vocal de la Escuela de Artes y Oficios.

   Nuevamente fue elegido concejal en 1897 (4) para el trienio 97/99.

   Nunca fue Julián un fotógrafo ni de exteriores ni de realizar campañas publicitarias de su Galería. En septiembre de 1900 aparece en escena un aficionado que abre una galería fotográfica, Pascual Rey,el cual inicia una intensa campaña publicitaria en la prensa en ella asegura “ampliaciones de hasta 5 metros..”. Se inicia entonces una serie de anuncios ,Octubre 1901,entre ambos. 

Publicidad en el correo Gallego Septiembre 1901

(1)       “Eco de Galicia”.Habana,14/abr/1888.
(2)       Cantón,Cantón de Molins o Cantón de Carasa era el tramo de este comprendido entre la esquina de la Calle de la Iglesia y el callejón del Olvido,fue el lugar predilecto de los fotógrafos para instalar sus galerías .
(3)       Correo Gallego,13/may/1895.
(4)       Correo Gallego,10/may/1897.
Trasera de una fotografía de Julián López en su etapa ourensana. Archivo del Museo Etnolóxico de Ribadavia

14/1/19

Colaboraciones Ricardo Gago, O Ribeiriño

Esta fotografía del Archivo del antiguo Reino de Galicia, nos permite hacernos una idea de como era posiblemente el apeadero del Ribeiriño. ¿Quizás fuera este???

El amigo Ricardo Gago, atesora en su memoria multitud de interesantes datos que de vez en cuando comparte con todos nosotros en las páginas de La Región. en esta ocasión a tenido la amabilidad de guardar para ourensenotempo estos apuntes de la que fue primera estación de ferrocarril Ourensana. Gracias Ricardo

ESTACIóN DEL RIBEIRIÑO

    Esta estación de F.F. C.C. que como sabemos fue la primera que se hizo en Orense, efectivamente se ubicó en el Ribeiriño.
    El lugar exacto, fue donde hoy coincidiría con un anchurón que se observa a la izquierda de la calle, en su intersección con la Calle del Rincón. Como a unos 200 metros de la iniciación de la misma, desde la confluencia con la Calle de Las Caldas.

     La Estación en principio era tipo “Apeadero Termini” y muy sencilla, (solo dos vías de circulación más una muerta); no era previsible aparcadero de composiciones, más allá de la llegada y partida de dos trenes por jornada diaria desde Vigo ; no tenía continuidad lineal de vía, aunque estaba eso si prevista la futura continuación por la plataforma que hoy son las calles del Ribeiriño , cruzar a nivel la Calle de las Caldas , y continuar por la ladera del Miño , en lo que ahora es la calle Canedo, carretera de Oira etc. para desarrollarse por la ladera del Miño en ascenso hacia Monforte.
     La coincidencia, asentamiento Estación, (sobre el anchurón mencionado) con la actual calle del Rincón obedece a que ese era el camino de acceso desde el centro del barrio de A Ponte, (Ayuntamiento de Canedo), hasta la propia Estación.

    Tengo duda, de a qué lado estaba el chabolo de control y viajeros respeto a la implantación superficial de vías. Lo estoy investigando, aunque me inclino por pensar que probablemente estaría ubicado en el lado de llegada de la Calle del Rincón, hoy Moretón Alonso; no seguro porque me suscita cierta duda, precisamente la forma geométrica del susodicho anchurón.
     Me críe en Las Caldas- y A Ponte. Fue mi primer colegio “El de Don Luis”, en el Rincón, a pocos metros de aquella primitiva estación de que hablamos, que no duró más allá de cuatro años a partir de 1.881. Don Luis, nos daba charlas, respecto a todo aquello al haber estado el tren a pocos metros de su casa. El fue una fuente de información, y a mí me gustaba la temática de ferrocarriles que siempre le dio chance a mi bolígrafo. Ya sabes que he escrito bastantes cosas sobre esto, a lo largo de mis colaboraciones de modesto escribidor de añejas curiosidades y vivencias.

     Supongo hay historiadores que saben más de todo este tema, y no deseo contradecirles.
Querido Rafa, estos son mis datos; si te sirven de algo y los quieres utilizar tómalos como tuyos.

Gracias Ricardo

11/1/19

Galería de Personajes

"O CEPO" archivo Carlos Vello

    La galería de personajes “originales” de nuestra Auria es una de las más solicitadas de mi archivo; amigos como Emilio o do toxo, más conocido por Capitán Bombilla, el bueno de Pepiño, o el egregio Páxaro, ya han protagonizado estas páginas, y hoy se van a sumar a ella otro grupito de personajes.

    Ya os adelanto que lo primordial es mostraros las fotografías porque los datos que manejo son muy escasos. Me gustaría contar con vuestra ayuda para completarlos; mi mail lo tenéis a vuestra disposición Ourensenotempo@hotmail.com.

   El primero, para que se reúna con su “amigo” O Páxaro (existía entre ellos una tensa relación, y lo mismo los veías compartiendo mesa y mantel que peleándose verbalmente, llegando incluso a las manos), va a ser el gran Cepo. “filosofo” y pintor, al que muchos recordamos en sus cenas de verano a la puerta de su casa, (Lepanto, esquina Plaza del Hierro “Orchapan”), la misma mesa en la que daba buena cuenta de las viandas y el Coes, servía de mesa de trabajo para desarrollar su arte; él se confesaba poseedor de una vena artística que manifestaba con la pintura, tenía un estilo muy personal y sus obras requerían siempre una segunda mirada, llamaba la atención su habilidad para utilizar cualquier técnica, lo mismo utilizaba un bolígrafo Bic que unas pinturas Alpino su especialidad era la acuarela diluida….  Muchas son las lagunas que tengo de este personaje, hay quien le atribuye de profesión pintor de brocha gorda y quien lo titula como profesor de matemáticas; no seré yo quien sin pruebas se incline en uno u otro sentido; así como los vascos “nacen donde quieren”, los ourensanos “somos lo que nos da la gana”. Por desconocer, incluso hay dudas sobre su nombre, muchos han sido los que me han dicho que era Antonio, pero garantías ninguna, en lo que sí coinciden muchos de mis informantes, es que su limpieza era algo que le preocupaba mucho, como demuestra el hecho de que en varias ocasiones se le viera nadando en la fuente de la plaza del hierro, no sé yo, si seria por los calores o por la higiene, o quizás por los vapores del Coes. Sea como fuera así era O Cepo.

    Hoy acompañan a este caballero dos ilustres compañeros, de los que encarecidamente os pido información; Laylan “el chulito” y Carracuca. De estos y otros muchos seguramente los amigos del Bar Orellas podrían darnos razón.
Carracuca era un habitual de los vinos, le faltaba un ojo y quienes le conocían dicen que fue durante la guerra cuando sufrió la pérdida; parece ser que el tema militar era una de sus pasiones y su carácter fuerte (aunque me aseguran que no agresivo) lo convertían en temible para los niños. Hay quien asegura que conservaba el uniforme de caballero legionario y que cuando lo lucia imponía respeto.
 Quizás en contraposición, he decidido que nos acompañe hoy la imagen de uno de los más “blanditos” de estos personajes, el Chulito, era un buen chico, lo mismo se ponía de músico callejero en una esquina, que le hacia el relevo al gran Paco Madrid vendiendo las rifas del R-8 en la Alameda. Se le veía por doctor Fleming haciendo los recados de los autocares, pero tan pronto como podía, desaparecía.
Esto es todo lo que puedo aportar de estos personajes, muchos recordamos su existencia, pero cada vez se van perdiendo más sus “milagros”; ni siquiera sus nombres reales he podido averiguar; me gustaría contar con vuestra ayuda para recuperarlos.
Carracuca y Leylan son dos fotografías deñ archivo del Bar Orellas



      Permitidme que aproveche las citas a O Páxaro y Cepo para corregir un fallo que cometí recientemente. En el artículo que dedique a O Paxaro, comentaba mi ignorancia sobre la autoría del cuadro tríptico que se conserva en el restaurante Cobas de la Zamorana; e incluso insinué que podría ser obra de Vidal Souto; hoy puedo confirmar que el autor fue el artista: Miguel Karballo; el propio Miguel para evitar un nuevo error, ya me facilita el dato de que otra de sus obras es un lienzo en el que aparece de cuerpo entero el Cepo en el mismo lugar de la foto que hoy os muestro; no he sido capaz de conseguir una fotografía de este cuadro, que él en su día dejo depositado en el Bodegón, y desconozco si sigue allí). Desecho el entuerto y con mi más sincera petición de disculpas a Miguel Karballo le doy las gracias por habernos permitido disfrutar de su arte e inmortalizar a estos personajes tan ourensanos.

4/1/19

El Mirto de Oro Lr

Fotografía del Archivo Histórico de la Guardia Civil.

Este  sería el edificio que ocuparía el club en 1892, aunque me veo obligado a comentar que dos puntos precisan de mayor confirmación. Uno es el nombre del local, algunos informantes me dicen que pudiera ser Mirlo en lugar de Mirto, (en prensa aparece como Mirto, pero…), el otro detalle sería el de la ubicación ya que los Carabineros también tuvieron oficinas en la Puerta del Aire, aproximadamente donde hoy está la Taberna, ya lo descubriremos….

     De entre los lugares de ocio que hemos tenido en Auria, ha existido uno que llamo poderosamente mi atención; el ambiente cuentan era de lo más divertido que se pudiera encontrar en la ciudad, el gracejo de las ourensanas y las ganas de juerga proporcionaban según parece momentos:  Tensos y o divertidos, según….. .   Y aunque su existencia fue breve en el tiempo, su recuerdo perduró hasta hoy en día.….  permitidme que hoy os acerque a la historia de:

Principio del formulario
El Mirto de Oro
      Finalizando el año 1892, se abrió en la parte vieja de la ciudad, un centro de diversión, orientado el entretenimiento de las " Menegildas" y sus pretendientes.
Pero recapitulemos; Ourense en la segunda parte del siglo XIX vivió el nacimiento de varias Sociedades, como fue el caso del Liceo, (la única que consiguió sobrevivir), la Orensana (club de Tenis) y el Casino de caballeros entre otras; todas ellas encaminadas a las reuniones culturales y sociales de las clases medio altas de la ciudad. Eso daba cobertura y esparcimiento a una parte de la población, pero dejaba con las ganas, y con ojos de envidia, a uno de los gremios de aquellas más numerosos, el de las "Menegildas", (utilizo ese término, porque es lo que encontré en los artículos de prensa que tocaban el tema), estas no eran otras que las doncellas, amas, damas de compañía, sirvientas etc. como queráis llamarles; hoy personal de servicio domestico.

     El caso es que aprovechando el edificio que había dejado vacío el cuerpo de Carabineros del Reino, en la Plaza de San Cosme y Damián, … / /un edificio que tiene mucha historia y historias que contar, además de “club” y cuartel como os cuento, fue posiblemente, beaterio, escuela de primeras letras, despacho de abogados y hasta hace poco restaurante de “Pitas y Tolos”; los hermanos Pazos podrían contar algo de esa que es, o fue su casa…..// …. consiguieron que el Ayuntamiento les permitiera organizar allí sus bailes y reuniones.

    Ocurrió según parece, que entre las componentes del gremio, solamente se involucraron en esos saraos, las mas jovenzuelas, y coincidentemente las que menos cabeza tenían, o mejor dicho, cabeza, si tenían pero en ellas solo navegaba una idea fija, cual era la de cazar lo antes posible un "pájaro" que las retirara del servicio; así fue que se juntaron como decía mi abuela, "el hambre y las ganas de comer". Ellas con sus mejores galas, con muchas ganas de diversión, y la finalidad descrita, (de la caza del pardillo), iban a pasar allí las tardes de los sábados, o domingos, según cuál fuera el día de libranza, y por allí, ávidos y conocedores del "percal", aparecían los "pájaros", que mas que pardaos por lo que cuentan, parecían buitres, dispuestos a comer todo lo que se les pusiera por delante. Resumiendo y para no agotar el tema, que tiene mucha miga, el centro social o club Él Mirto de Oro, tuvo una vida efímera, ya que las autoridades competentes vieron que era un foco de problemas continuos, alguna situación simpática o más bien cómica se vivió, pero lo habitual eran peleas por celos, honras mancillados o simples ganas de liarse a guantazos,  que de aquellas no se conocía otro antidepresivo.

    Para que os hagáis una composición de las escenas, aquí os dejo una reseña de la prensa de la época;  una soirée del Mirto de Oro:

...// A las diez de la noche, estaba en su apogeo. Numerosas princesas se solazaban por el antiguo salón, que antes sirvió, para dar albergue a las fuerzas de la comandancia de carabineros.
Las incendiarias miradas de las damiselas ó las candentes melodías de la música , influyeron sin duda alguna, en el ánimo de los concurrentes que, sin miramiento alguno a las damas del salón armaron una marimorena, en la que salieron a relucir sendos instrumentos corto-punzantes y horripilantes bulldogs que pusieron en peligro las respetables humanidades de los curiosos......
  Continua el redactor contando que las fuerzas del orden consiguieron poner fin a la reyerta, a sablazos, no sin antes aprovechar para comentar que los serenos de la zona como parece ser era habitual demostraron su balentia, poniendo pies en polvorosa ...//

    Como digo fue breve su existencia pero otros intentos hubo:

    De similar factura a pesar de ser universitarios quienes lo promovieron fue el Circulo Galatea, que si bien tenía muy buenas intenciones tuvo un muy corto recorrido, de este solo os diré que me gustaba el orden que se quería instaurar desde un principio, cincuenta chicas como máximo en la sociedad e igual número de chicos , quizás porque fuera en los años 50, (S.XX) evidentemente se buscaba la “igualdad “ de sexos. Así no habría disputas a la hora del baile…..
Y seguramente muchos recordaran las tardes de jueves en la Sala de fiestas Vanessa, aun mantengo contacto con viejos compañeros del Zamora 8, que no se perdían una……