Consejos y avisos

Os recomiendo visitar los dos blogs, ya que a partir de ahora los días que haya entrada en www.Ourensenotempo.com no la habrá en http://ovrense.blogspot.com y viceversa.

Mail ourensenotempo@hotmail.com

8/10/14

Encima del Pinacho la casa de don Manuel Conde


    Estaba hecha esta entrada desde hace unas semanas, pero decidí retocarla, o mejor dicho modificarla totalmente, (en otra ocasión os enseñare como era el interior del banco en el momento de su apertura).

   El martes el amigo Moncho Conde Corbal, tuvo la amabilidad de invitarme a su tertulia radiofónica, de Eco FM www.ecofm.es, en ella tuve el placer de compartir conversación con Santiago Lamas, Chesi, y el propio Moncho; el caso es que en un momento de la conversación, surgió el tema de la inmovilidad que refleja la fotografía (o algo similar, no recuerdo las palabras exactas).
   En ese momento recordé esta fotografía y pensé que tendría que modificar el comentario.
   Desde luego que ver este conocido edificio, no ofrece mucha sensación de movimiento, y admito que en el espacio por mucho que en Ourense se hayan movido estatuas, fuentes, farolas incluso puentes e iglesias, no es fácil conseguir movimiento. Sin embargo si tenemos en cuenta el tiempo, ahí la cosa cambia.
   Hoy la mayoría lo habréis reconocido como el edificio que está cerca de La lechera, y en sus bajos esta Springfield (el de los Simpson, no!, el que vende ropa), los de mi generación, recordamos en esa esquina la oficina del Banco Pastor, (la que en sus entrañas tenía una cámara de seguridad que recordaba a las de las películas americanas, con varias rejas que franquear, o al menos así la recuerdo yo, de mi tierna infancia). Y nuestro padres hablaban de ese edificio como “la casa de Conde”, (Manuel Conde Fidalgo el que fue arquitecto municipal y de la Diputación, que fue quien la construyo para su uso).

Hasta ahí no tuvo movimiento, solo cambios de cara, sin embargo anteriormente  en esa esquina encontramos al Teatro Apolo, que había ascendido de Salón, y en el que en los últimos años de existencia atendía la taquilla Julio Losada tío del actor Ourensano “Tacholas” (Fernando Iglesias Sánchez).  El Salón Apolo fue el resurgimiento del Salón de Variedades, un local que para competir con los cafés cantantes de la época, se decidió a organizar cenas con espectáculo, (si tenemos en cuenta que estábamos en los albores del siglo XIX, se trataba de algo totalmente innovador, ¿no?).

   Y llegamos al primer ocupante de esa hoy céntrica esquina de nuestra Auria; los que escribieron de él , le llamaron cine Pinacho (de Isidro Pinacho), y cierto es que en su interior se proyectaban películas; me gusta pensar en aquella típica y bella imagen del pianista ambientando las imágenes  del cine mudo de la época. Pero llamarle cine a eso, lo considero muy generoso, los comienzos, encomiables y heroicos, eso sí que se lo reconozco, no fueron muy brillantes en cuanto a la construcción y sus materiales, mas parecía una barraca de madera con un toldo a modo de techo, (cuando lo tenía, ya que estoy intentando confirmar que en algún momento de su existencia, en vez de pantalla, era la pared del edificio contiguo el que servía para proyectar las imágenes), que una sala de proyección, aunque claro que en la época de Teatro Apolo la madera seguía siendo el principal material de obra, así fue que al menos en una ocasión ardió completamente, y en otras el viento y el agua hicieron caer toda o parte de la estructura.


Aqui os dejo unos basicos datos biograficos de don Manuel Conde Fidalgo, quien junto al gran Gulias fueron los responsables de la practica totalidad de las grandes obras y edificios que hoy embellecen nuestra ciudad.

Manuel Conde Fidalgo

Allariz 1897- Ourense 1984 Arquitecto Municipal y de la Diputación.
  
Son de su autoría la Plaza de Abastos. Su casa (edificio esquina Alba-Paseo), La Iglesia de Fátima, la de San Pio X y el Hospital Cabaleiro Goas, entre otros que continúan en pie. (No tuvieron tanta suerte alguno como la casa Suances que adornaba la esquina de Ervedelo con Progreso, y albergaba en sus bajos al Bar Deportivo, y en la primera planta la clinica del Doctor Mosquera, , aprovecho para enviarle animos y un fuerte abrazo a mi amigo Santiago Mosquera,). 

No hay comentarios: