Consejos y avisos

Os recomiendo visitar los dos blogs, ya que a partir de ahora los días que haya entrada en www.Ourensenotempo.com no la habrá en http://ovrense.blogspot.com y viceversa.

Mail ourensenotempo@hotmail.com

22/4/14

No hace tanto....

Fotografía cedida por Augusto Guedes
   Después de darle muchas vueltas y cruzar muchos datos, aquí os presento la Travesía del Alba.

   Sí, alguno discrepará, y recordará conversaciones en las que resolvíamos seguir intentado comprobar si la Travesía de Alba era el tramo entre la fuente de la Plaza del Hierro, y la calle del Alba, (hoy Cardenal Quiroga). Pero finalmente y gracias a Don Pablo Garita Onandia, creo no tener dudas sobre el tema. (Bueno, una sí que tengo, y es debido al tema de la numeración par o impar de la casa pero de momento me dejare llevar por esta hipótesis).
   Travesía de Alba fue probablemente el primer nombre que tuvo este tramo que os muestro de la calle del Paseo. El seguimiento, de cómo fue el nacimiento y desarrollo de las calles del Paseo y Alba (permitidme simplificar así los nombres; necesitaría medio folio para poner todas las denominaciones de estas dos calles ourensanas) podéis seguirlo en el blog, solo recordaros que el comienzo partió del derribo del viejo caserón de don Juan Igneson, y el encargo hecho al ingeniero Trompeta de trazar la actual calle del Paseo.
    Travesía de Alba 60 debería ser lo mismo que Alba 13, único estudio conocido de Garita en esa calle y que casualmente es el más antiguo de los estudios de la ciudad, abierto en la actualidad. Hoy y desde 1923 en manos de la familia Schreck.

   Bueno al margen de ese tema de denominación, aprovechad para dar un vistazo a este Ourense que hoy os muestro tan diferente, pero realmente cercano en el tiempo (cuestión de perspectiva).  De aquellas y hablamos de los 80, los coches pasaban y aparcaban en el Paseo, el cine Avenida aun tenía sus carteleras en la pared de la juguetería La Gallega; la lechera aun no se había asentado en su lugar y podemos ver como con una simple mesa se montaba un negocio que permitía subsistir a una familia.

A mí como siempre lo que más añoranza me produce, es el ver la "vida" que tenia la calle (fijaros que debía ser día de semana, el banco Pastor estaba abierto; bueno podría ser también sábado por la mañana, pero….).

No hay comentarios: