Consejos y avisos

Os recomiendo visitar los dos blogs, ya que a partir de ahora los días que haya entrada en www.Ourensenotempo.com no la habrá en http://ovrense.blogspot.com y viceversa.

Mail ourensenotempo@hotmail.com

23/4/14

"La Integridad" (Diario de Tuy) Justo Salvador Fortes Dominguez

Retrato de mi tatarabuelo Justo Salvador Fortes (aprox. 1895)  realizado por Pedro Varela Ulla, fotografo que tuvo estudio en Ourense, Tuy y Lugo.
  No suelo dar un uso personal al blog, mi intención es que sea de interés general. Pero en ocasiones no lo puedo evitar; hoy es una de ellas. Permitidme que esta entrada vaya dedicada a todos los descendientes de la familia Fortes Orozco.

   Repasaba fotos y datos, durante estos días de “reflexión”, y me encontré con esta fotografía de un antepasado; se trata de mi tatarabuelo. Justo Salvador Fortes Domínguez.

   Resulta fácil pensar que su recuerdo decidiera el nombre de mi hermano.

   Nació  en 1846 y Falleció en Tuy el domingo 9 octubre 1904, a los 58 años de edad. Estudio “leyes”, pero realmente se dedico al periodismo; se le recuerda por haber sido el primer director del diario Tudense “La Integridad”, desde el nacimiento del diario en diciembre de 1888 y hasta el día anterior a su fallecimiento ocurrido de manera totalmente inesperada dedico todos sus esfuerzos a convertir “La Integridad”, (diario Católico) en un referente de la prensa pontevedresa y gallega.

Mis datos sobre el árbol genealógico por esa rama se cortan precisamente en el y su hermano Mauricio*. Justo se caso con Dolores Orozco Troncoso, y tuvieron tres hijas, Dolores, Justa, Pura (falleció muy joven) y Margarita (bisabuela Margara)

Su gran afición era la carpintería y o ebanistería, a la que dedicaba en su juventud mucho tiempo; en la Sarabia donde residía tenía un taller a la altura de la mejor carpintería de la época.
* (Mauricio, hombre digno de un estudio más completo. Capellán de la Armada, y gran investigador, en 1898 presentó un producto de su invención al que denomino “Ignifugo Fortes”, se trataba de un barniz compuesto de resinas y amianto (asbesto) que permitía una protección altísima contra el fuego.  Años mas tarde, al descubrirse los efectos nocivos del contacto con amianto se desecho su utilización).

Firma de Justo Salvador
La nota del fallecimiento aparece el lunes día 10 de octubre de 1904 en "La Integridad".

No hay comentarios: