Consejos y avisos

Mail ourensenotempo@hotmail.com

En el lateral derecho del blog, tenéis las advertencias legales.

La entrada de hoy, marca el inicio de la temporada veraniega, en la que por costumbre el blog se toma unas ciertas libertades: la entrada diaria se convierte en semanal o poco mas, y los textos en ocasiones son poco mas que un par de frases. Pero es que no hay que agobiarse y de vez en cuando viene bien un descanso, ¿no???.

Importante

Antes de coger fotos del blog y compartirlas en Facebook o cualquier otra página o foro, PREGUNTAR. La mayoría son mías o de personas que no tienen inconveniente en prestarlas, pero hay algunas que por expreso deseo de su autor o propietario de los derechos no se pueden utilizar de manera indiscriminada.


30/7/13

Augusto Pacheco "Diseñador"

   Espero que no tengáis dificultades, en reconocer este cruce de nuestra ciudad, de aquellas estaba recién ampliado, y en plena fase de modificación.

   Por los datos que tengo, este fue de siempre uno de los puntos de más circulación de la ciudad. Durante muchos años el cruce lo formaban solamente la carretera de Cortegada, o Avda. de Francia, (Hoy Ervedelo), con Progreso, y un poco más adelante, el mismo Progreso, con la carretera de Trives (Hospicio, hoy Concordia).
   Un buen día, se decidió abrir una nueva calle que facilitara la conexión con el puente nuevo, y descongestionara el Viejo, (no voy a entrar en temas de especulación urbanística) surgiendo de esa manera la Diagonal, hoy conocida como Juan XXIII.

   En ese momento es cuando el maestro Augusto Pacheco, recomendaba adornar el cruce con esta preciosa fuente, que siguiendo la tradición de otras fuentes  Ourensanas, siempre se podría cambiar posteriormente de sitio.

   Remataba el año 1964, y estaba en plena construcción el edificio Cantón, cuyos constructores con una parte de su beneficio se supone que sufragarían la fuente. Ese detalle de generosidad y la coincidencia de la noticia con los santos inocentes, fue lo que hizo que en la ciudad pocos se hicieran ilusiones con la nueva fuente.