Consejos y avisos

Os recomiendo visitar los dos blogs, ya que a partir de ahora los días que haya entrada en www.Ourensenotempo.com no la habrá en http://ovrense.blogspot.com y viceversa.

Mail ourensenotempo@hotmail.com

25/4/13

Crónica Negra de Ourense IX "Bandoleros"

Grabado de Manuel Álvarez Romero (Ilustración Madrileña junio 1850)

   A la gente de mi generación hablarnos de forajidos y malhechores, nos lleva rápidamente a pensar en el oeste americano. Tendrán la culpa aquellas tardes de sábado en que después de “Bonanza” o ”El Virginiano”, la sesión de tarde alternaba las películas de Tarzan con las de Vaqueros.  Lo que no nos paramos a pensar (al menos yo no lo hice), es que probablemente aquí en nuestra Galicia, y porque no en Ourense, se produjeron hechos similares.
    Escapando del conocido caso ya objeto de estudios de ”Pepa La Loba” (ya citada en el blog en la entrada de “Las Caracochas”); varios son los casos que se pueden citar; valgan como ejemplo estos dos:

   El primero nos lleva al año 1828, en el que Lázaro Ribadulla, Felipe Rey y  Manuel Rodríguez “el Tendero”, eran condenados a muerte por asesinato y robo de varios ciudadanos, entre ellos los curas de Lampaza (Rairiz de Veiga) y el de Mariz (Chantada), junto a ellos eran castigados todos los encubridores y colaboradores necesarios para sus fechorías. Sirve este caso para que conozcamos la dureza con que se comportaba la justicia ante estos delincuentes; y a pesar de ello ….
   Cito de forma literal un párrafo de la sentencia judicial dictada en el juzgado de “la Muy Noble y Leal Ciudad de Orense”. : 
“… han debido condenar y condenan a dichos …. ,…. a la pena de muerte, siendo los dos primeros arrastrados al patíbulo y sus cadáveres hechos cuartos; colocándose la cabeza de Ribadulla en el sitio más público y cercano a la parroquia de Lampaza, en la jurisdicción …,…. cuyo cura fue robado y muerto según su confesión;  su brazo derecho en la Casa sola del monte del Couzo, Jurisdicción de Rocas en la citada provincia, adonde se intento el robo de caudales a la Real Hacienda , é hizo resistencia a la tropa…;…. el izquierdo en el parage mas público del pueblo de su oriundez Santa Eulalia de Arca, Jurisdicción de Arzua y Bendaña, el pie derecho en el lugar de Ermide, Parroquia de Siabal, Jurisdicción de Rocas en la provincia de Orense, donde vivió amancebado ….,…. El izquierdo en el camino más público e inmediato a la feria de Maceda…,… en cuyas cercanías cometió parte de sus atroces crímenes,…..”
   El segundo caso, es del año 1850 y nos habla de Manuel Álvarez Romero, un delincuente de los que eran capaces de ganarse las simpatías de la gente llana, por dirigir siempre sus actos contra el poderoso, aunque probablemente estuviera inducido por la rentabilidad, y no por la solidaridad. Con fama de buen jinete y fantástico tirador, cuando le perseguían las fuerzas de orden, su objetivo siempre eran los jefes de la unidad con lo cual de cierta manera se granjeaba la simpatía incluso de miembros de la tropa. 
   Sus andanzas le llevaron a viajar con frecuencia, y allí donde iba terminaba por ser perseguido, es así como se le buscaba y se le juzgo en Valencia, por el asesinato del Sr. Herrerans y Ferrer; en Oporto, por el secuestro del Sr de La Bossueira, Ourense, La Coruña pero sobre todo la zona de Celanova fueron los escenarios donde desarrollo su actividad.
    Su destino final fue el Garrote; siendo ajusticiado en la villa de Celanova el 13 de junio de 1850. Para su traslado desde La Coruña donde se había celebrado el juicio, se dispuso de cerca de cien hombres, entre infantería y caballería. Y unas medidas de seguridad tales como traerle dentro de una jaula con grilletes en los pies, y cuerdas en las manos, aparte de unas cuerdas sujetas a la cabeza, que desde el exterior portaban dos infantes que caminaban al lado del carro. Tal era el miedo que tenían de fuga las autoridades. 



No hay comentarios: