Consejos y avisos

Este viernes dia 15 y hasta el dia 8 de enero comienza el periodo navideño en OurensenoTempo y Ovrense. Durante esos días al margen de alguna posible sorpresa, solamente tendréis las publicaciones en el diario La Región (los sábados) y el primer domingo de enero en el suplemento Gente Mayor, así como mi colaboración habitual en el especial Nochebuena.
A TODOS MIS AMIGOS Y LECTORES
FELIZ NAVIDAD

Mail ourensenotempo@hotmail.com

1/9/11

Xa non estan


Escribir entradas como a de hoxe, é moito máis difícil do que eu pensaba.
Certo é que me gusta recordar escenarios e xente doutros tempos, pero dalgún xeito na maioría dos casos, é algo que a distancia no tempo fai sinxelo; tes o recordo, pero non a dor; é só iso, recordo.
Como é habitual, xa estaredes pensando en que se me foi a olla; pero espero que entendades o que quero dicir.
Nos últimos meses, demasiadas persoas próximas fóronse; nalgún caso eran persoas das que só coñecía a súa obra, e aínda que tiven algunha posibilidade de falar con eles, non foron máis que saúdos de cortesía, falo de Don José Rodríguez Bouzo "Foplas" (tedes unha entrada dedicada a el no blog, obra de Xosé Lois Carrión quen se o coñecía ben) e de Pepe Perla; con Pepe puiden falar un pouco máis, non moito, pero o suficiente como para notar o seu amor por Canedo.
Os outros casos eran máis próximos no persoal, e por iso fáilleme máis difícil falar deles. De feito pouco máis vou facer que citalos. Pablo Pascual, un home de 20 anos, que estará para sempre no corazón de todos os que o coñeceron, e María José, ou mellor dito María Xosé Camba, unha das miñas profesoras de Instituto, da que teño moi agradables recordos; gustaríame contarvos algún dos detalles, pero sinceramente non teño humor estes días, mais adiante veremos.
Por desgraza a relación non acaba aí, falta outra persoa coñecida, por mín e moitos de vós, pero de quen por fortuna non teño que falar, os seus netos fixérono por todos, e realmente nas súas palabras queda reflectido o sentir de moitos dos que o coñecemos.
Para non alargalo demasiado aquí déixovos as palabras do seu neto. Gozádeas.
             
Se nos fue Segis, el maestro, el padre, el abuelo, el hombre. Su vida fue la música y se lo llevó una música dulce, suave, un sueño que dio paso a otro más largo en el que nos espera dando clase allá en donde esté a nuevos alumnos que ahora disfrutan de sus enseñanzas y su sencilla forma de ser un buen hombre, sabiendo que aquí deja nada más que buenos recuerdos, anécdotas a miles -que servirían para llenar miles de entretenidas páginas de una biografía plena-.

Abuelo, fue un orgullo ser tu nieto, y ver cuántas personas te querían. Y como sé lo mucho que te gustaba la música y la poesía -música al fin, pero de las palabras- quiero darte el último beso con una. Espero que se la enseñes allá arriba a todos, como enseñarás las que nos recitabas a todos (recuerda 'as cebolas', a Ponte Pedriña... y esa forma tan dulce de cantar 'a dónde vas, Mari-i-a ...')
Un abrazo de tu nieto 'Barbastristes', y de quienes no te olvidaremos.
ABUELO
Hoy se quedaron mudos los pájaros, los ríos,
el bullicio de gentes que alegran las aceras;
hasta el mismo Morfeo te ayudó a que murieras.
Te vas como viviste, sin ningún vocerío.
Dejarán de cantarte las farolas, los muros,
sin golpes de bastones que les saquen sonido;
en la Ponte Pedriña no aceptan que te has ido
y habrán de recordarte en estos días tan duros.

Completaste una vida plena hasta tu partida,
y sé que mucha gente te estará agradecida
pues fuiste un hombre bueno con extraños y afines;
dejas huérfano al mundo de tu música y tallas,
por eso, aunque nos cueste... es normal que te vayas
al Cielo a enseñar música a nuevos querubines.

Aproveitando a xenerosidade da familia de Segis, volvera a aparecer dentro de uns días no blog.

1 comentario:

Jose Luis Soto dijo...

¡Que recuerdos!
Dirigiendo la banda, o como clarinetista, tallando con primor las maderas mas nobles.
Hombre tranquilo, pausado y de exquisito gusto.
En casa de mi madre conservamos con verdadera pasión los muebles tallados por él.
Hombre vital.
¡Hasta siempre!