Consejos y avisos

Os recomiendo visitar los dos blogs, ya que a partir de ahora los días que haya entrada en www.Ourensenotempo.com no la habrá en http://ovrense.blogspot.com y viceversa.

Mail ourensenotempo@hotmail.com

13/7/11

Crónica Negra de Ourense III (ampliación de Arturo R. Vispo)

Si ayer se estrenaba el amigo Fernando Valcarcel, hoy lo hace otro buen amigo, Arturo R. Vispo. Hace tiempo que ando detras de él para que nos regale una entrada, pero hasta hoy no se habia decidido.
La entrada del otro día sobre el desastre de Allariz en 1902, que el tenia bien documentada, por fin lo hizo decidirse.
Me gustaria que lo tomara como costumbre, incluso estoy dispuesto a ofrecerle el puesto de corresponsal del blog en Allariz (eso si cobrando lo mismo que yo). Aprovechando su presencia hoy en el blog, ya os aviso que durante el mes de septiembre espero que podamos disfrutar de un trabajo que lleva tiempo madurando, y en ese mes espero que vea la luz, estad atentos a finales de Agosto, que os mantendre informados; de momento no os dare pistas, le reservo a el ese privilegio.
Aqui os dejo los datos que me envia, y que de verdad le agradezco.

 Amigo Rafa:

En relación con la entrada de 05/07/11 relativa a la catástrofe de San Salvador de Piñeiro te adjunto fotos fresquitas de la `portada de la iglesia, hoy incrustada en el lateral sur de la de San Pedro de Allariz, en pleno centro de la villa, así como del monolito que se erigió en recuerdo de las víctimas.
Asimismo y a continuación te amplio alguna información sobre el suceso y algunos detalles que difieren, aunque de forma insustancial, con la versión que cuelgas en el blog, aportados por Puga Brau y Cid Rumbao, los dos grandes historiadores de Allariz.
El rayo, a decir de Cid Rumbao en su Historia de Allariz: Villa y Corte Románica, penetró por la sacristía* y por detrás de los seis sacerdotes que concelebraban, que salvaron sus vidas por el aislamiento que le proporcionaba la seda de sus correspondientes casullas, saliendo por la fachada. Fallecieron 13 hombres y 12 mujeres, con más de 40 heridos con graves quemaduras, y los muertos no lo fueron carbonizados sino por "asfixia blanca", esto es por un cambio brusco de la temperatura corporal. El entierro de las víctimas con participación de numerosísimos vecinos de Ourense, fue multitudinario, presidido por el gobernador civil, el obispo y don Valentín Lamas Carvajal. La cuestación popular llevada a cabo en toda España y promocionada en todas las revistas del país, se inició con la aportación de 3000 ptas del obispo y 5000 del rey Alfonso XII, y de tal forma exitosa que sacó de la miseria a muchas de las familias de las víctimas, y todavía alcanzó para erigir el monolito al que hacia referencia líneas atrás y cuyo texto dice:
LA CARIDAD ERIJIO (sic) ESTE MODESTO MONUMENTO A LA MEMORIA DE LAS VICTIMAS DE LA CATASTROFE OCURRIDA EL 24 DE JUNIO DE 1902.

La capilla de San Salvador de Piñeiro, de estilo románico, fue derribada sin motivo alguno en los primeros meses de 1922, apropiandose los vecinos de la piedra para su ultilización en cierres colindantes, salvandose la portada gracias a la intervención de Francisco Conde Valvís, quien llevó a cabo su traslado a la iglesia de San Pedro para utilizarla como solución a la cicatriz que había dejado la demolición de la capilla lateral de los Aranda en un anterior atentado arquitectónico. Y allí sigue, aunque, como se aprecia en las fotos, tapiada y pintarrajeada por los vándalos de turno*

* El dato de la entrada del rayo, que aportan Puga Brau y Cid Rumbao, fue una de las teorias que los diarios de la época barajaron, si bien con el paso de los días, tomo cuerpo, la de que habia entrado por el techo, como probaba la rotura de la cruz, y la piedra que la sustentaba, de todas formas como bien dice Arturo, no es un dato relevante.
* Teneis que perdonarme que no me pudiera contener al ver el estado en que los vandalos tienen la puerta en su ubicación actual, y me permitiera hacer una limpieza en la primera imagen que me remitio Arturo, en la última pueden apreciarse las salvajes pintadas a las que se refiere Arturo.

No hay comentarios: